Conoce la colección de coches del creador de Megaupload incautada por el FBI

Conoce la colección de coches del creador de Megaupload incautada por el FBI

Javier Sanz

Las autoridades federales estadounidenses han ordenado la incautación de la colección de automóviles de lujo que pertenecían a Kim Schmitz, fundador en 2005 del servicio Megaupload. La incautación se une así a la detención en Nueva Zelanda de su propietario.

Hasta hace pocas horas, el nombre de Kim Schmitz podría resultar, a muchos, algo desconocido. Sin embargo, a raíz del cierre del famoso servicio de descargas online Megaupload, orquestado por el FBI en su polémica cruzada contra la piratería, Schmitz, o Kim "Dotcom" ("Puntocom") como le gusta llamarse, acapara las portadas de medios de comunicación de todo el mundo. Este empresario alemán, que no es otro que el fundador de la mentada web, ha sido detenido el pasado jueves en Nueva Zelanda por orden de las autoridades federales de EEUU.

Junto a él, se ha incautado la colección de coches que Schmitz había ido acumulando a lo largo de su vida, y que suman un total de veinticuatro vehículos, todos ellos, de alta gama, y cuya lista podéis consultarla en Automovilzona; lo que demuestra la vida derrochadora de la que en estos días se están haciendo eco diferentes medios de comunicación.

Porque a raíz de su detención y el cierre de Megaupload, casi todos los medios están recopilando información sobre la conducta poco ética del fundador del servicio de descargas más utilizado, recordando su pasado como hacker y su condena en los años 90 por fraude bancario y tráfico de influencias, así como subrayan ese carácter derrochador (llegando incluso a lo blasfemo) de este tipo.

Una excusa perfecta para muchos medios con la que centrarse en el aspecto más polémico y "rosa" de la noticia del cierre de Megaupload, y dejar así a un lado tanto las consecuencias como las presumibles irregularidades de dicho cierre. Además, suponemos, con ello intentan desprestigiar el servicio con la reiteración de la conducta, en realidad poco ética y muy censurable, de su fundador.

De entre todas las noticias en torno a la vida de lujo de Schmitz, una ha centrado la mayor parte de las miradas: su participación en las carreras anuales de Gumball 3000, que reúne a multimillonarios de todo el mundo y sus coches de lujo. En principio algo que no debería ser noticia (lo hacen otros millonarios también famosos), pero que ha podido servir a muchos medios para intentar hacer creer a sus lectores, oyentes o telespectadores que la desmesurada riqueza de Schmitz proviene de Megaupload, fuente, por tanto, de tanto derroche. Sin embargo, deberían tener en cuenta, o al menos mencionarlo, que el empresario participaba en dichas carreras desde 2001, cuatro años antes de que Megaupload comenzara a funcionar.