Orange apuesta por compartir inversiones con otros operadores para expandir la fibra en España

Orange cree en la inversión conjunta entre varios operadores para impulsar el despliegue de redes de fibra óptica en nuestro país. Así lo ha propuesto su consejero delegado en España, Jean Marc Vignolles, al tender la mano a la competencia con el fin de que las conexiones ultrarrápidas despeguen en España.

Es una de las soluciones posibles y desde Orange apuestan por ella. La inversión conjunta entre varios operadores para el despliegue de redes de última generación se antoja como el camino a seguir con el fin de cumplir los objetivos de la Agenda Digital europea marcados para 2020. Desde Bruselas está marcado ese año como la fecha límite para que todos los usuarios de nuestro continente naveguen al menos a 30 Mbps y la mitad de ellos tengan acceso a velocidades ultrarrápidas de 100 Mbps.

En nuestro país el despliegue de fibra óptica está siendo impulsado con fuerza por Movistar. El operador histórico aceleró el desarrollo de nuevas infraestructuras en 2011 y durante este año hará lo propio. Los operadores alternativos se mantienen a la espera salvo uno: Orange. La filial española del grupo France Telecom también ha apostado, aunque a menor escala, por llevar sus conexiones ultrarrápidas a los hogares de algunos puntos de Madrid, Barcelona y Asturias.

En un encuentro digital para elmundo.es, el consejero delegado de la compañía en nuestro país ha destacado que "es el único operador alternativo que ya tiene una oferta competitiva de fibra en el mercado". "Seguimos apostando por el desarrollo de la fibra porque pensamos que es clave para el desarrollo de la súper banda ancha fija en España. Se trata de inversiones enormes, por lo cual pensamos que el modelo de compartición de esta inversión con otros operadores es el camino más adecuado", indicó señalando el que parece será el camino a seguir a medio plazo.

La red FTTH (Fibra Optica Hasta el Hogar, en sus siglas en inglés) de Orange ofrece conexiones de 100 megas simétricos por un precio muy competitivo: 44,95 euros mensuales más impuestos (cuota de línea incluida). En el caso del despliegue asturiano, donde alcanza los 52.000 puntos de conexión se ve el ejemplo que pretende seguir el operador, aunque en este caso la compañía colaboró con la empresa pública ASTURCON para la utilización de su red neutra.

Conexiones móviles ultrarrápidas, a partir de 2013

Por otro lado, Vignolles también habló del despliegue de las nuevas redes de banda ancha móvil de cuarta generación, que permitirán acceder a Internet desde dispositivos móviles a velocidades ultrarrápidas. Interpelado sobre las consecuencias del desarrollo de la tecnología LTE (Long Term Evolution), aseguró ue ésta "permitirá el gran desarrollo de nuevos servicios de internet móvil". Asimismo indicó que, aunque Orange ya tiene programas piloto para su despliegue, el año 2013 será el momento en el que se desarrolle de forma masiva gracias a la llegada de los próximos smartphones y tabletas con conectividad 4G, que ya están llegando a otros mercados como el estadounidense.