Las operadoras españolas podrían ser las primeras en ofrecer la alternativa a WhatsApp

El servicio de mensajería instantánea RCS-e con el que distintas operadoras de todo el mundo pretenden rivalizar con los ya existentes y gratuitos, estaría más cerca de lo previsto inicialmente, al menos en España. La que pretende ser la alternativa "oficial" de las operadoras a servicios como WhatsApp podría llegar en menos de tres meses.

Uno de los aspectos que más han caracterizado a este 2011 en el sector de los servicios de telefonía móvil ha sido, sin duda, la constatación del derrumbe de los SMS frente a la consolidación de los servicios de mensajería instantánea gratuita, sobresaliendo, por encima de todos, WhatsApp, que incluso dio su salto al PC el pasado mes de octubre.

Las cifras registradas por las diferentes operadoras así lo atestiguaban: los SMS habían entrado en una crisis que tiene todos los síntomas de que sea definitiva. Las operadoras intentaron frenar la sangría y decidieron contraatacar con tarifas bastante atractivas, como la de Movistar, que en noviembre anunció nuevas ofertas donde se incluía SMS gratis ilimitados.

Pero todos los esfuerzos parecen en vano. Por tanto, si no puedes con tu enemigo tienes dos opciones: o unirte a él, o, directamente, copiarle. Y esto último es lo que decidieron hacer las más de 800 operadoras internacionales que forman parte de GSMA: ofrecer un servicio de mensajería instantánea, el llamado RCS-e, a todos sus abonados, de manera completamente gratuita. Eso sí contratando alguna de sus tarifas.

En un primer momento, el nuevo sistema tenía previsto ser lanzado a finales de 2012, pero algunas operadoras, sobre todo operantes en España, como Vodafone, Orange y Movistar, han anunciado que sus respectivos servicios se encuentran en un avanzado estado de desarrollo, por lo que podrían ponerlo en funcionamiento en los próximos meses, marzo como fecha máxima, lo que las convertiría en las primeras a nivel mundial en ofrecerlo.

Con este RCS-e, las operadoras quieren ir sustituyendo poco a poco el servicio SMS, al tiempo que pretenden competir con los ya existentes servicios de mensajería instantánea, no sólo copiando su sistema, sino incluso, mejorando sus prestaciones, especialmente en el intercambio de archivos de vídeo y audio, así como facilitar la localización de cada uno de sus usuarios.

¿Crees que el SMS está condenado a desaparecer?