El último fraude en Facebook: Instalar supuestos plugins para Firefox y Chrome

Durante las últimas semanas de 2011 el malware y las estafas se han prodigado a un fuerte ritmo en Facebook. La última de ellas pide a los usuarios la instalación de supuestos plugins para Firefox y Chrome, por lo que se recomienda desconfiar de este tipo de mensajes.

El incordioso malware sigue su expansión por la mayor de las redes sociales. Aprovechando la inocencia y el desconocimiento de miles de usuarios, los desarrolladores de aplicaciones maliciosas siguen expandiendo sus "trabajos" por Facebook. Hace sólo una semana conocíamos la estafa masiva que se propagaba por la red social. Como gancho utilizaba mensajes en los muros de los usuarios supuestamente agregados por sus contactos en los que se les animaba a ver un vídeo en el que presuntamente aparecían. Falso. La finalidad era llegar a suscribirles a servicios de SMS de tarificación adicional.

En este caso conocemos otro reclamo: la instalación de falsos plugins para Firefox o Google Chrome que permiten el visionado de vídeos. Lejos de suceder esto, el malware se propaga por los perfiles de los contactos de los usuarios, tal y como publica la web de seguridad informática Websense, que explica cómo funciona el código malicioso.

Aquellos usuarios infectados con este falso plugin se convierten así en potenciales víctimas del envío masivo de spam mientras navega que podría acabar derivando, como en el citado caso del vídeo falso, en estafas. Por ejemplo, esta falsa publicidad podría solicitar y conseguir el número de teléfono de los usuarios menos precavidos.

Por este motivo, volvemos a recomendar la máxima precaución a la hora de visitar enlaces que podrían ser sospechosos tanto en la red social como en la publicidad en forma de pop ups que es frecuente por Internet. La expansión de este tipo de malware depende en muchos casos del cuidado con el que los internautas naveguen por Internet porque pueden esparcir códigos maliciosos entre sus contactos más afines o ser incluso víctimas de un fraude económico.