La CMT prohíbe 3 productos a Telefónica, que recurrirá la resolución

Según informa en EFE, Tras las denuncias presentadas por la Asociación de Empresas Operadoras y de Servicios de Telecomunicaciones (ASTEL) y las compañías Tele2 y Wanadoo, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha ordenado a Telefónica de España el cese en la comercialización de tres productos por considerarlos contrarios a la libre competencia. No obstante, Telefónica va a recurrir la resolución dictada y afirman que en los principales mercados europeos existen productos semejantes a los que ahora paraliza la CMT, que han sido analizados bajo los mismos principios comunes establecidos en las directivas comunitarias, y que los respectivos reguladores nacionales no han prohibido.

Los productos de Telefónica en cuestión son:

  • Linea Prepago
  • Linea Libre
  • Linea Internet

La resolución de la CMT, dictada el pasado 21 de diciembre y cuyo contenido se ha conocido hoy, declara que «la vinculación del acceso con los servicios telefónicos fijos, en los casos analizados, provoca efectos anticompetitivos en tanto que cierran el mercado, suponiendo un empaquetamiento ilícito».

En opinión de Telefónica, las características de estos productos los hace «especialmente beneficiosos para colectivos de clientes que de otra forma no dispondrían del servicio telefónico básico».

Las fuentes consultadas añadieron que estos servicios ayudan al desarrollo de la Sociedad de la Información, y recordaron que se trata de líneas sobre las que los operadores de la competencia pueden captar clientes a través de la «preasignación», el servicio por el que los usuarios de Telefónica de España pueden cursar determinados tráficos telefónicos con otro operador de la competencia.

Por ello, subrayaron que la operadora no comparte los criterios que han llevado al organismo regulador a ordenar a Telefónica de España el cese de la venta de los tres productos en el plazo de dos días, «máxime cuando la comercialización de dichos productos se ha realizado con el consentimiento tácito de la CMT» desde hace un año y medio para el producto Línea Prepago, y ocho meses en el caso de la Línea Libre y la Línea Internet.

En contra de la opinión de Telefónica, la Asociación de Empresas Operadoras y de Servicios de Telecomunicaciones (ASTEL), que agrupa a los operadores alternativos, mostró hoy su «satisfacción» por la resolución del órgano regulador.