La SGAE quiere lavar su imagen perdonando cuotas a comercios con dificultades económicas

El escándalo alrededor de la sociedad de gestión de derechos de autor y la crisis ha provocado un giro histórico en la vida diaria de la SGAE. Según varios inspectores, la entidad está "condonando las cuotas a los establecimientos que tienen problemas económicos", una forma de lavar la imagen de la sociedad dañada por las detenciones de Teddy Bautista y sus socios.

La crisis dispara los impagos

Los problemas económicos y la situación delicada de la SGAE intervenida por la justicia ha propiciado que muchas tiendas dejen de pagar sus cuotas por emitir música con derechos de autor. Según publica Intereconomía, los portavoces de la entidad de gestión reconocen que la transformación de la SGAE está en marcha con el objetivo de mejorar la imagen. Uno de los detectives encargado de descubrir impagos reconoce que "ha disminuido la presión con respecto al año pasado desde la detención de Teddy Bautista".

En el último reportaje a fondo sobre la SGAE, Antena 3 destapó alguna de las medidas ilegales que adoptaban los detectives para incrementar la facturación, entre ellas, la entrada ilegal en bodas o la persecución de autobuses para comprobar si tenían la televisión puesta.

Establecimientos en problemas

"La crisis económica ha cambiado las reglas del juego". Los establecimientos que han disminuido sus ingresos y tienen problemas para pagar están siendo perdonados por la SGAE." Los portavoces reconocen que las circunstancias han cambiado y la coyuntura económica invita a reducir la presión recaudatoria. Eso sí, la SGAE seguirá realizando inspecciones y cobrando siempre y cuando tenga derecho a ello.

"La SGAE quiere evitar el cierre de locales"

Según el citado medio, fuentes de la sociedad han reconocido que los detectives han iniciado negociaciones con establecimientos en problemas económicos para evitar que cierren. Se trata de un hecho insólito ya que durante el mandato de Eduardo Bautista la SGAE disparó su facturación hasta niveles nunca vistos. De hecho, llegaron a crear un entramado de empresas con capital suficiente como para comprar teatros en diferentes ciudades de mundo, un despilfarro que ha salido a la luz y que conllevará condenas si la justicia prueba los hechos.

¿Crees que a estas alturas la SGAE puede lavar su imagen?