Telefónica contraataca a sus rivales con una oferta conjunta de ADSL y teléfono

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) autoriza al ex monopolio su primera oferta conjunta de acceso a Internet de alta velocidad y llamadas telefónicas. La operadora tiene limitado el empaquetamiento de servicios. La compañía quiere contraatacar a sus rivales precisamente en el segmento en el que más disgustos le están dando sus competidores: las ofertas combinadas con tarifas planas tanto para acceso a Internet de banda ancha (ADSL) como de telefonía de voz para llamadas metropolitanas, provinciales e interprovinciales.

Para hacer frente a esa amenaza, el ex monopolio ha presentado ante la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), el regulador del sector, dos ofertas que combinan, por primera vez, el servicio de ADSL con un paquete de 120 minutos de llamadas metropolitanas de voz.

Las dos ofertas han logrado la aprobación del regulador en el consejo del pasado 20 de enero. La primera consiste en ofrecer 120 minutos de llamadas metropolitanas gratuitas vinculadas al alta de una línea ADSL de 24 horas, en la que además se ofrece gratuitamente el módem USB o se aplica un precio especial –de 20 euros– al modem router, un equipo de mayor calidad. La segunda oferta es muy similar a la primera, pero se aplica sólo a aquellos clientes que no disponen de línea telefónica. En ese caso, además de la exención de la cuota de alta del Kit ADSL, se regala el modem router. Ambas ofertas están limitadas en el tiempo ya que sólo se aplicarán a las solicitudes que se produzcan entre el 26 de enero y el 14 de febrero.

Voz y televisión

Además de estas dos ofertas aceptadas, la CMT frenó otras dos peticiones del ex monopolio, que combinan también, en el primer caso, el alta de la línea telefónica convencional con un paquete de minutos de llamadas metropolitanas.

La segunda oferta frenada por el regulador, era más original, puesto que combinaba el servicio Imagenio de Telefonica, que proporciona ADSL y televisión de pago, con un paquete de minutos de voz, en un remedo de lo que en muchos países europeos está empezando a convertirse en el producto estrella de las comunicaciones fijas: el llamado triple play, o la oferta conjunta de acceso a Internet, teléfono y TV a la carta.

Wanadoo y Ya.com, filiales de France Télécom y Deutsche Telekom, respectivamente, y Auna, el holding de telecomunicaciones de Santander, Endesa y Fenosa, están lanzando al mercado paquetes de servicios integrados, que incluyen acceso a ADSL y llamadas telefónicas con tarifa plana (ver cuadro adjunto).

Llamadas gratis

Estas empresas atacan así al mayor activo de Telefónica: los clientes de telefonía fija, que sostienen con sus cuotas mensuales los ingresos del grupo.

Como operador dominante, Telefónica tiene las tarifas reguladas, por lo que no puede hacer frente a una guerra de precios. Además, el grupo galo se lanza a la agrupación de servicios de ADSL y voz, algo que Telefónica tiene limitado por el regulador. El ex monopolio tiene obligación de ofrecer un precio mayorista a sus rivales en sus propuestas comerciales. Esta circunstancia impide a Telefónica incluir llamadas gratis en la tarifa plana de acceso a Internet, tal y como están haciendo sus rivales, que arañan mes tras mes mercado a la compañía que preside César Alierta.

Según datos de la CMT, Wanadoo y Ya.com son las únicas empresas que incrementaron significativamente sus cuotas de mercado en el negocio del acceso a Internet por banda ancha en 2003. Durante ese año, este negocio facturó 833 millones de euros, el doble que el año anterior y más de siete veces que en 2001. La filial de France Télécom tenía una cuota del 6,59% en 2003, frente al 4,97% que logró el ejercicio anterior. Mientras, Ya.com controlaba un 4,3% del mercado total, frente al 3,83% de 2002.

Otras fórmulas:

Telefónica busca también otras fórmulas para hacer frente a la creciente competencia de sus rivales en el mercado de acceso a Internet a través de ADSL. La operadora prevé volver a duplicar la velocidad de sus ofertas tal como informó www.ADSLzone.net en noviembre y más recientemente con este artículo:

Se trata de la segunda duplicación de capacidad que la compañía llevará a cabo en menos de un año. El pasado septiembre, la operadora ya duplicó las velocidades de sus ofertas de tal forma que el acceso mínimo quedó establecido en 512 kbps, con un precio de 39 euros. En la nueva ofensiva, la operadora cobrará esta tarifa plana para los accesos de un mega, mientras que la oferta premium ofrecería ocho megas en lugar de los cuatro actuales, configurándose como el más rápido del mercado.

Además, Telefónica busca personalizar sus ofertas. La operadora ha comenzado a comercializar una oferta de ADSL para empresas, con una configuración flexible y una tarifa plana de 24,90 euros al mes. Esta es una de las pocas propuestas que últimamente han pasado el filtro de la CMT. En los tres últimos meses, el órgano regulador ha rechazado seis de las once iniciativas de Telefónica.

Ante el bloqueo de la CMT, Telefónica estudia presentar ofertas basadas en capacidad en lugar de tiempo, es decir, volumen de datos en vez de minutos.