La SGAE vuelve a pedir que una ley antidescargas más dura

La SGAE vuelve a pedir que una ley antidescargas más dura

Redacción

El presidente de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), Teddy Bautista, ha vuelto a incidir en el "retraso legislativo" que existe en España en materia de derechos de autor en Internet y ha pedido que se sigan modelos antidescargas como los que existen en Francia o Reino Unido, donde se persigue al usuario de P2P.

No pierde ocasión el presidente de la entidad de gestión de derechos de autor para criticar el modelo legislativo que existe en nuestro país en cuanto a la propiedad intelectual en la Red. Bautista señala que España está por detrás en este sentido respecto a otros países vecinos. "Hay menos regulación que en la media de Europa", afirmó indicando que existen "carencias respecto a otros países".

Las declaraciones fueron realizadas en su intervención en el World Copyright Summit (Cumbre Internacional de Derechos de Autor) celebrada en Bruselas. Según publica 20minutos.es, el canario considera que "el problema es que hay un retaso legislativo y en España lo estamos pagando los creadores y el sector creativo". Por este motivo considera fundamental que se cree una normativa europea "armonizada" con un "marco legal del mercado único".

En este sentido considera que todos los países de la Unión deben "luchar contra la piratería" con la misma contundencia. "No puede haber unos países que tienen una legislación muy eficiente y otros que no tienen ninguna", reclamó citando que el mercado cultural europeo mueve a través de Internet unos 6.000 millones de euros al año y que de este sector dependen de forma directa "miles de puestos de trabajo".

De este modo, parece que Bautista es más partidario del endurecimiento a nivel legislativo de lo que sucede en Internet que de un hipotético cambio en el modelo de negocio por parte de la industria cultural. Citando a países como Reino Unido o Francia, donde se persigue al usuario que descarga contenidos con copyright de redes P2P amenazándole con desconexiones, el modelo a seguir propuesto por la SGAE pasaría por un endurecimiento de la Ley Sinde.

Sin embargo, quizá convenga recordar a Bautista el fracaso estrepitoso de este tipo de legislaciones en cuanto a resultados prácticos, dado que las amenazas no han servido sino para cambiar los hábitos de descarga de los internautas pasando del P2P a las descargas directas. Puede que éste sea el momento de preguntarse por qué no mirarse el ombligo y ver, por ejemplo, lo complicado que tienen aterrizar en nuestro continente servicios "legales" de pago como Netflix. En dicho caso no es a nivel legislativo el impedimento, sino los abusivos derechos de autor que imperan en Europa y más concretamente en países como España.