España es el cuarto país del mundo con la banda ancha móvil más rápida

La banda ancha móvil en España goza de buena salud según el último informe publicado por Akamai. En concreto, se sitúa como nada menos que la cuarta más rápida en todo el mundo, a pesar de no haberse desplegado aún las infraestructuras para la banda ancha móvil ultrarrápida con tecnología Long Term Evolution (LTE).

Como leemos en elmundo.es, Akamai sitúa a España como uno de los países con conexiones móviles más rápidas en todo el mundo. Nuestro país ocupa la cuarta posición al alcanzar picos en sus velocidades de conexión de 13,8 Mbps, lo que la sitúa por detrás de Canadá (18 Mbps), Grecia (18,7 Mbps) y Reino Unido (21,2 Mbps). En esta clasificación se coloca por delante de la todopoderosa en conexiones a Internet Hong Kong, que ofrece 13,2 Mbps.

En el mismo informe se sitúa a esta región asiática como la reina de la banda ancha fija en cuanto a velocidad, dado que logra un promedio máximo de 37,9 Mbps y donde el 60% de la población tiene conexiones a una velocidad superior a 5 Mbps y el 93% a más de 2 megas. Por detrás encontramos a otra potencia asiática en velocidades, Corea del Sur con 32,3 megas, y a un país europeo como Rumanía con 31,7 Mbps.

Otros informes también destacan a España

Volviendo a la banda ancha móvil, el estudio de Akamai no es el único que ha destacado a España en este ámbito. En octubre de 2010 la empresa Cisco volvía a situar a España en cuarta posición en su clasificación entre 72 países de todo el mundo. No obstante, su ránking de cabeza no lo ocupaban los mismos países señalados por Akamai, sino que destacaba como líderes en la lista a Suecia y Dinamarca.

Esta posición dominante la ocupan en gran parte por la disponibilidad de las conexiones LTE (Long Term Evolution), consideradas la cuarta generación de Internet móvil y que permiten conexiones inalámbricas de 100 Mbps. La tecnología se extiende ya por gran parte del planeta. Estados Unidos, segundo país en el ranking será uno de los países que la implemente, mientras que en España gracias a las nuevas licitaciones de frecuencias se empezará a desplegar a medio plazo.