¿Colaboran los operadores y Google para impedir el uso de móviles Android como módem?

Las aplicaciones que permiten el llamado tethering están siendo bloqueadas en el Android Market, la tienda de aplicaciones para terminales con el sistema operativo de Google. Así lo afirman varias informaciones, que apuntan a que los operadores estadounidenses estarían detrás de este movimiento ya que no quieren que se comparta una única tarifa de datos con varios dispositivos.

Según leemos en CNET.com, algunos de los más importantes operadores de banda ancha móvil de Estados Unidos estarían poniendo trabas a los usuarios de terminales Android para que utilizasen aplicaciones que les permitan usar su móvil como módem sin pagar una tasa extra. Varios de estos programas que se podían conseguir en el Android Market de Google han ido despareciendo para los móviles de AT&T, Verizon y T-Mobile. Los usuarios de Sprint, otro operador importante en el país norteamericano, sí pueden por ahora acceder a estas aplicaciones.

Los operadores sobre los que se sospecha han declinado hacer declaraciones al respecto y han señalado a Google como el responsable de las aplicaciones que aparecen o no en su Market. Sin embargo, la compañía del buscado ha declarado a través de un portavoz que no está bloqueando las aplicaciones sino que simplemente las está convirtiendo en inaccesibles a los clientes de los operadores que han solicitado que así sea. "Si una aplicación supone una violación de los términos de uso del contrato, el operador puede pedir a Google que inhabilite esta aplicación", explicó el portavoz. Por tanto, las aplicaciones que permiten el tethering siguen disponibles en el Market pero sólo son visibles en función del operador que tenga el usuario.

Tarifas más caras si se quiere disfrutar de tethering

El objetivo de los operadores es claro: que los usuarios paguen un poco más si quieren compartir con otros dispositivos su tarifa de datos. Recientemente, AT&T envió correos electrónicos advirtiendo a los usuarios que usan su móvil como módem de que la compañía les cobraría 20 dólares (13,4 euros) extra al mes si así emplean sus terminales. Aquellos que accedan a la tarifa de tethering disponen de 4 GB de tráfico al mes. Una vez superado este límite se pagan 10 dólares (6,7 euros) por giga extra consumido. Por su parte, T-Mobile carga un extra de 15 dólares al mes por 5 GB y Verizon, 20 dólares por 2 GB al mes.

En nuestro país, depende de qué tarifa y qué operador se permite el empleo del smartphone como módem. Habitualmente sólo las más caras permiten utilizar el teléfono como módem para que otros dispositivos como un portátil se conecten a esta tarifa mediante WiFi. Esta medida no está exenta de polémica, dado que muchos usuarios ven limitada su libertad para utilizar una conexión que están pagando.