Los operadores de EEUU, más cerca de priorizar las conexiones. ¿Sucederá en España?

Nuevo varapalo a la neutralidad de la Red en Estados Unidos. La Cámara de Representantes del país norteamericanos ha votado a favor de rechazar las normas para proteger la neutralidad de la Red, lo que supone que los operadores tienen más cerca la posibilidad de priorizar y gestionar el tráfico a su antojo pudiendo legalmente bloquear el acceso a servicios como podría ser el P2P.

Según leemos en elmundo.es, la mayoría republicana en la Cámara ha conseguido con 240 votos a favor por 179 en contra que se rechacen las normas que propuso la Comisión Federal de Comunicaciones. Estas fueron aprobadas a finales de 2011 y en ellas el organismo regulador de las telecomunicaciones en Estados Unidos se prohíbe a los operadores como Verizon, Comcast o AT&T que bloqueen el tráfico de algunos servicios en sus redes.

El argumento que esgrimen los republicanos en contra de la regulación de Internet basándose en elprincipio de neutralidad es que "la Comisión nunca ha tenido autoridad para regular Internet", y ven la votación como "un importante paso para derribar el dañino y partidista plan de la Comisión Federal de Comunicaciones de regular Internet". Incluso un operador como Verizon ya intentó impugnar las normas pero su petición fue desestimada por prematura.

Desde el seno demócrata se siguen viendo necesarias las normas como un instrumento necesario para frenar el creciente poder de mercado de los grandes operadores. En su opinión, desaprobar las normas propuestas por la FCC "daría a las grandes compañías de telefonía y cable el control sobre qué páginas web pueden visitar los americanos, qué aplicaciones pueden ejecutar y qué dispositivos pueden utilizar".

De cualquier modo, la decisión adoptada en la Cámara de Representantes no es final y tendrá que pasar por el Senado donde será votada. Allí 39 senadores han firmado la proposición presentada en el registro para tumbar dicha regulación de la FCC, aunque al menos será necesaria la firma de 51 senadores.

Si finalmente se echa para atrás la regulación que defiende la neutralidad de la Red en Estados Unidos es inevitable plantearse si acabará siendo imitada en Europa y cómo afectaría a las conexiones en nuestro país. Malos tiempos los que corren para este principio que aboga por que todos los datos que circulan por Internet sean tratados como iguales de forma ajena a intereses comerciales.