La gestión de los derechos de autor de la SGAE: Una deuda de 110 millones hasta 2025

Hace unas semanas conocíamos cómo la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) habría invertido presuntamente 480 millones de euros en negocios privados en lugar de destinar esos fondos a compensar a los autores. En esta ocasión conocemos que las inversiones han llevado a la gestora a adeudar 110 millones de euros que serán pagados en 2025.

El diario Público ha informado sobre el espectacular crecimiento de la deuda pendiente con la banca por parte de la Fundación Autor, entidad sin ánimo de lucro propiedad de la SGAE, en apenas dos años. Desde los 4,5 millones de euros a final de 2007 ésta creció hasta los 109,9 millones a finales del año 2009 según el medio de comunicación.

La Fundación Autor recibe cada año el 20% de lo que recauda la SGAE por el polémico canon digital e ingresa alrededor de 10 millones por los derechos no reclamados en cinco años. En total (por estos y otros conceptos) recibe 30 millones al año de los fondos culturales de la SGAE. Esta entidad fue engordando progresivamente su deuda debido a la compra de inmuebles.

Entre las deudas con entidades bancarias destaca el caso de los préstamos con el Banco de Valencia asumidos en 2009 con un saldo pendiente de 58,7 millones, que se debe a la inversión de la gestora en la famosa Gran Vía madrileña. La SGAE se marcó como objetivo la adquisición de los teatros Lope de Vega y Coliseum y, para conseguirlos, compró a finales de 2009 las dos inmobiliarias que eran sus propietarias. A su vez, éstas tenían los teatros ya hipotecados, a lo que hay que sumar el alto precio pagado por en pleno estallido de la burbuja del ladrillo. A estas nuevas adquisiciones hay que sumar la construcción y rehabilitación de varios edificios por parte de la SGAE.

Los intereses a pagar equivalen al canon de 253.000 iPods

El aumento en la deuda ha hecho que los intereses que paga la Fundación Autor hayan pasado de los 10.865 euros en 2008 a casi 800.000 euros tan sólo un año después. En los últimos años se tuvieron que afrontar pagos de elevada cuantía y para los próximos años se repetirá la situación, siendo el año 2025 el de vencimiento de estas deudas contraídas siempre que no se aumenten.

La SGAE ha justificado la adquisición de estos espacios con el fin de "promocionar la cultura y dar espacio a artistas que de otro modo no lo tendrían". Sin embargo, en la actualidad estos teatros de la Gran Vía siguen alquilados a productoras de modo que la SGAE no los puede utilizar para los fines de la fundación.