Pau Donés se une a la cruzada contra las descargas y afirma que la Ley Sinde era muy blanda

El cantante y líder del grupo Jarabe de Palo, Pau Donés, ha sido uno de los últimos artistas en saltar a la palestra para criticar el rechazo parlamentario de la Ley Sinde, norma que calificó de "muy blanda". También reiteró el "robo" que suponen las descargas a la cultura y criticó el papel de los operadores de banda ancha.

Una semana más tarde del fracaso en el Congreso de la Ley Sinde, que pretendía cerrar páginas web de enlaces en nombre de la protección de la propiedad intelectual, continúan apareciendo posturas muy críticas contra la clase política desde el mundo de la cultura. Pau Donés ha sido el último, siguiendo los pasos del actor Javier Bardem y del también cantante Alejandro Sanz, quien llegó a calificar a los internautas de "talibanes de la Red".

En esta ocasión, Donés, según publica ABC.es, ha pedido a los senadores que enmienden el "error de no ilegalizar la ilegalidad". Llama la atención la insistencia en este sector por calificar de "ilegales" páginas web que la justicia de este país considera absolutamente legales. A pesar de ello, el cantante ha mostrado su apoyo a la ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, principal impulsora de la ley y a quien aprecia como "excelente guionista comprometida con la cultura de este país".

"Los españoles ya no somos unos garrulos"

"La perdedora de la batalla de la justicia es la clase política" por su "cobardía" en no haber sabido atajar el "robo de la cultura" en la Red, asegura el cantante de Jarabe de Palo. Asimismo, se mostró confiado en que se ponga freno a este supuesto robo haciendo un llamamiento a "ministros y senadores porque no hay otra opción, porque la España cañí ya pasó, porque los españoles ya no somos unos garrulos".

Por último, el artista también tuvo palabras para "los señores de la asociación Redtel", agrupación que engloba a los principales operadores de nuestro país (Ono, Orange, Movistar y Vodafone) por "despreocuparse" de lo que se hace a través de Internet. Donés pidió que "vendan banda ancha, trafiquen con contenidos en Internet todo lo que quieran, pero apoyen, controlen y aseguren que ese tráfico sea legal".

En definitiva, una nueva voz que responde al llamamiento realizado desde la SGAE para criticar la postura de aquellos que rechazan la censura como medida de actuación en Internet. El comunicado de Pau Donés no es sino un nuevo ejemplo de crítica sin argumento sólido alguno y, lo que es más preocupante, sin propuesta alternativa para solucionar este problema.