El grupo Anonymous responde con ataques masivos a PayPal y a los censores de WikiLeaks

La última filtración publicada por WikiLeaks ha destapado una guerra en Internet. A la detención en Reino Unido de Julian Assange durante el día de hoy le precedió un ataque de denegación de servicio (DDoS) masivo convocado por el grupo Annonymous hacia PayPal en protesta contra la censura y la decisión de la web de donaciones de cerrar la cuenta para apoyar a WikiLeaks.

El fenómeno WikiLeaks que ha sacudido no sólo la Red sino la diplomacia internacional en las últimas semanas sigue al rojo vivo. Según informó el diario Panda Security, desde el grupo Anonymous se lanzó un ataque masivo hacia PayPal tras conocerse que esta empresa bloquearía las donaciones en apoyo a la causa de WikiLeaks. El grupo, organizado desde 4chan, ya ha protagonizado recientemente otros ataques dirigidos a diversos colectivos en defensa del copyright bloqueando sus sitios web. La SGAE y el Ministerio de Cultura fueron algunas de sus víctimas en la cruzada por la libertad y los derechos en la Red que pregona Anonymous.

En esta ocasión, aunque el grupo ha señalado que no le une relación alguna con WikiLeaks ni con Assange, el ataque hacia PayPal se ha producido porque ambos "defienden los mismos principios: la transparencia y la anti-censura". El ataque DDoS llegó a tumbar la web del conocido sistema de pago durante más de 8 horas en lo que se vino a denominar la "Operación Vengar a Assange".

MasterCard, Visa y Twitter, en el punto de mira

Asimismo, el blog de PayPal también vio interrumpido su servicio y Anonymous ya ha amenazado a otras empresas que emprendan este tipo de acciones contra WikiLeaks y la libertad de expresión e información. Otra empresa que ha anunciado medidas similares ha sido MasterCard, según apunta Cnet.com. Esto podría volverse en su contra y no sería descabellado pensar en una respuesta del grupo de internautas en forma de ataque masivo, al que hay que unir la negativa desde este anuncio de algunos usuarios de no pagar por Internet utilizando este tipo de tarjetas de crédito.

Otro sitio que se ha visto amenazado en las últimas horas por los internautas ha sido Twitter. Según apuntan varias fuentes, la famosa red social de microblogging habría procedido a censurar algunas conversaciones sobre WikiLeaks, lo que le pone en el punto de mira de los grupos anticensura. Igualmente, Visa ha suspendido los pagos a WikiLeaks.

Julian Assange dormirá en prisión al menos hasta el próximo 14 de diciembre, tal y como informa El País. Assange se presentó a primera orden del día en una comisaría de Londres y Scotland Yard procedió a su detención siguiendo unaorden de detención europea lanzada por Suecia, que quiere interrogarle para decidir si presenta formalmente contra él cargos de violación tras ser acusado por dos mujeres en el país escandinavo. Desde WikiLeaks ya se ha informado que la detención no perturbará los planes de seguir informando a la opinión pública, por lo que la guerra seguirá abierta sin atisbo por el momento de tregua en el frente.