Vodafone, dispuesta a acabar con el monopolio de Telefónica en Canarias

El operador Vodafone es el primero en anunciar su intención de romper el monopolio de Telefónica en las Islas Canarias. Para ello invertirá 25 millones de euros en el despliegue de su propio cable submarino con el fin de poder arrebatar cuota de mercado en banda ancha fija al fortín que la compañía presidida por César Alierta tiene en territorio insular.

La entrevista publicada por La Provincia a Javier Alvarez, director territorial de Vodafone en Canarias, ha servido para confirmar los planes del operador. "Este mercado ha sido prácticamente inaccesible para la competencia y para Vodafone no ha sido una excepción. Para romper con esta situación, hemos tenido que llegar con nuestro propio cable submarino para poder invertir en los productos de ADSL", señala Alvarez.

El plan de inversión de Vodafone en el Archipiélago canario es "el más alto que ha desarrollado la compañía en todo el territorio nacional en términos relativos porque luchamos para darles el mejor servicio a nuestros clientes y acabar con el hegemonía reinante". Vodafone ya ha concretado las cifras para esta inversión: 25 millones de euros el próximo año "en los anillos de fibra en Las Palmas de Gran Canaria y Tenerife, que está muy avanzada, y colaboraremos con los cabildos para el despliegue de los anillos insulares, más la aportación a telefonía móvil".

El cable que Vodafone "tirará" para llegar al territorio insular salió hace unos meses de Sudáfrica y a principios de 2011 espera llegar a Canarias. Para finales del próximo año llegará a la Península y estará operativo. La compañía espera así poder ofrecer "mejores precios y servicios" que los que da en estos momentos Telefónica. De hecho, ya está lista para operar en algunos puntos como la capital grancanaria, donde es la primera alternativa al operador dominante con 11.000 clientes.

Según la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), Telefónica controla más de las tres cuartas partes del cable en Canarias. Sin embargo, desde Vodafone se ha lanzado un mensaje optimistas y sus "previsiones de crecimiento son muy buenas" ya que "Canarias es muy receptiva a operadores alternativos que demuestran fuerza inversora". Todo un reto el que tiene por delante Vodafone y cuya inversión no puede sino ser bien recibida para que el territorio canario se convierta en un escenario mucho más competitivo de lo que es en la actualidad.