Las gestoras claman por que se cobre un canon a los operadores de ADSL

Las gestoras claman por que se cobre un canon a los operadores de ADSL

Redacción

Se puede decir más alto pero no más claro. Fernando González, uno de los miembros de la gestora de derechos de autor EGEDA, se ha posicionado a favor de tomar medidas para que los operadores de ADSL dejen de colaborar con la piratería ya que de momento lo hacen "encantados porque a ellos sí les pagan".

Según publica Europa Press, González, adjunto a Dirección de la Entidad de Gestión de los Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA), ha afirmado que en nuestro país "nadie ataca de verdad a la piratería". "La gente que cobra a los piratas por la banda ancha están encantados porque a ellos sí les pagan", lo que no puede sino entenderse como un ataque a los operadores o un nuevo llamamiento para que se imponga un canon a las conexiones por su supuesta contribución a la "piratería".

Asimismo, el directivo se ha mostrado muy desencantado con la actual situación en nuestro país. "En España sobre todo, pero no únicamente, mientras alguien tenga gratis una cosa, aunque se vea zarrapastrosamente no pagará para ver una película, por poco que sea, salvo los que de verdad quieren verla bien, pero que son muy pocos", ha señalado. "Cuando una cosa es cara en un país de gente honrada, simplemente uno no la compra. Cuando uno va a comprar un anillo a su mujer y le dicen que es caro no roba la joyería, ¿pero entonces por qué me robas a mí, cabrito?", sentenció.

Más voces a favor de una posible tasa que grave a los operadores

Las declaraciones de Fernando González llegan en un momento en el que la sombra de un canon planea sobre las conexiones de banda ancha. Hace unas semanas, el director de cine Bigas Luna exponía unos argumentos similares, acusando a los operadores de aprovecharse de su trabajo y hacer su particular agosto con las descargas. "Nadie se atreve con los operadores", clamó el cineasta, justo antes de conocerse la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea que supondrá un recorte en los ingresos de las entidades gestoras de derechos de autor.

Este golpe de timón dado desde Europa ha facilitado que las entidades enfoquen ahora su discurso más que nunca contra los operadores. Pero desde el Gobierno no se va a hacer precisamente oídos sordos a una posible tasa. En julio de 2009, la actual ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, abogó por actuar contra la "fuente ilícita" para acabar con los contenidos que infringen los derechos de autor y no descartó imponer una tasa a los proveedores de Internet de nuestro país en su función de "conductores" de estos contenidos.

En definitiva, declaraciones que no son precisamente una casualidad. Si sus intenciones salen adelante habría que ver cómo actuarían los operadores de banda ancha, ya que esta imposición podría acabar repercutiendo en el precio que los usuarios pagan por unas conexiones, ya de por sí, de las más elevadas de Europa.