EEUU planea controlar Internet : El Gobierno podría leer emails o mensajes de chats

El Gobierno de Estados Unidos prepara su plan para introducir una ley que obligue a los operadores de Internet a revelar a las autoridades el contenido de los correos electrónicos de los usuarios así como otros modos de mensajería instantánea como los chats o las llamadas que se realicen mediante sistemas de VoIP.

Atrapar a los criminales y terroristas que utilizan la Red para esconder tras ella sus actividades. Este es el objetivo de la Administración Obama según publica The New York Times. La excusa vuelve a ser la misma que ya se utilizó en otras medidas legislativas como la propia Patriot Act, que pasaba por diversos derechos fundamentales de los ciudadanos siempre en nombre de la persecución a supuestos terroristas.

En esta ocasión, la modificación de la ley afectaría directamente a los internautas, ya que obligaría a los operadores a permitir que se puediesen desencriptar los correos que envían y reciben los usuarios con la misma facilidad que ahora acceden las autoridades a las llamadas por red fija o teléfono móvil. Para ello, los servicios de comunicaciones gubernamentales instalarían una especie de backdoor por la que las autoridades accederían a las conversaciones tanto en los chats como en los servicios de correo electrónico como en las llamadas sobre VoIP en programas como Skype.

La iniciativa, cuyo desarrollo estaría previsto para 2011, ya ha levantado fuertes críticas entre los defensores de los derechos en Internet y numerosos expertos en la Red dado que supone un ataque directo al derecho a la privacidad de los usuarios. Los representantes de las fuerzas de seguridad, en cambio, consideran "ineludible" una ley de este tipo ya que las normativas vigentes "no se ajustan a la realidad tecnológica actual" y los sospechosos "se aprovechan de la permisividad" de la legislación.

Esta no es sino la última noticia sobre endurecimiento de las leyes de telecomunicaciones en Estados Unidos. Hace unas semanas conocíamos una sentencia que permite a la policía del país norteamericano rastrear las llamadas de telefonía móvil sin orden judicial, mientras que hace unos días sabíamos de otra ley que daría la posibilidad a los tribunales a cerrar sitios web de forma casi instantánea si son sospechosas de infringir los derechos de autor.