Cae una red que podría haber estafado 27 millones de euros a los operadores móviles

La Guardia Civil ha desmantelado una amplia red dedicada a estafar a compañías de telefonía móvil. La operación, denominada MOVODA, se ha saldado con 32 personas detenidas en seis ciudades del territorio nacional. La cantidad que se estima podrían haber estafado es de cerca de 27 millones de euros.

Entre los bienes incautados, la Guardia Civil ha conseguido más de 43.000 tarjetas de telefonía móvil, cerca de 1.500 móviles de última generación y más de 180.000 euros en efectivo. Las investigaciones, que continúan abiertas, comenzaron en febrero de este año y se han acabado practicando 18 registros en las ciudades de Valencia, Castellón, Barcelona, Lleida, Toledo y Málaga.

Complicado y minucioso proceso en la estafa

El proceso de fraude era minucioso. La red utilizaba tarjetas de telefonía móvil adquiridas por distribuidores oficiales de los operadores móviles. Los responsables de estos locales agotaban el saldo de las tarjetas en llamadas a números de tarificación especial contratados por ellos mismos y vendían estas mismas tarjetas a los locutorios asignando datos identificativos falsos.

Tras ello, los dueños de los locutorios facilitaban las tarjetas a otros integrantes de la red y éstos solicitaban la portabilidad a otra operadora. Los trámites eran realizados por medio de plataformas digitales de teléfonos móviles ubicadas en Suramérica y éstos, también implicados, autorizaban los datos aun sabiendo que eran falsos, validando dicha portabilidad a teléfonos de última generación.

El siguiente paso era recibir los terminales por medio de una empresa de mensajería donde también había componentes de la red. El mensajero, en vez de llevar los terminales a las direcciones falsas que reflejaba el contrato, lo hacía a lugares previamente acordados con otros componentes de la organización. Con los teléfonos ya en su poder a coste cero, los vendían a los responsables de los locutorios a un bajo precio para venderlos posteriormente.