¿Son aptas las conexiones de banda ancha móvil para jugar online?

¿Son aptas las conexiones de banda ancha móvil para jugar online?

Javier Sanz

La penetración de la banda ancha móvil se ha disparado en el último año y las ofertas han mejorado considerablemente sus precios y características. En este momento, en muchas zonas es más rápido navegar con 3G que con una conexión ADSL, sin embargo, ¿Podemos jugar online con banda ancha móvil?

Esta pregunta después de analizar los primeros resultados de velocidad de nuestro nuevo medidor Testdevelocidadmovil.es. El 86% de las conexiones móviles tienen una fluctuación de latencia superior a 5 milisegundos, lo cual impide jugar online correctamente.

En conexiones de banda ancha móvil la deriva suele tener valores elevados de fluctuación debido a la propagación vía radio de la conexión, es un valor que normalmente no es importante en conexiones por cable. Analizando este valor, podemos hacernos una idea de cómo se va a comportar la conexión. Si por ejemplo, el test móvil marca una latencia de 120 y una fluctuación de 20 milisegundos, sabremos que podremos tener una variación de la latencia o ping importante. Esto provoca lo que se conoce como LAG o retrasos en la conexión.

Se recomienda una fluctuación o deriva de 5 milisegundos como máximo y actualmente en banda ancha móvil sólo se consigue con HSPA+ (High-Speed Packet Access). Esta tecnología está poco extendida y sólo se puede disfrutar en diferentes puntos de Madrid y Barcelona, además de otras seis ciudades más con Vodafone. Los resultados de velocidad se aproximan a la siguiente captura:

http://www.movilzona.es/wp-content/uploads/2009/12/vodafone-hspa+1.png

Podríamos concluir que las conexiones de banda ancha móvil no son adecuadas para jugar online a pesar de que la velocidad de bajada y subida supera al ADSL, sin embargo en los próximos meses y sobre todo años, la evolución de las redes de tercera generación, permitirá a los operadores ofrecer conexiones con una fluctuación suficientemente pequeña ideal para juegos online o aplicaciones que requieran un tiempo de respuesta bajo.

Comprobar velocidad, latencia y pérdida de paquetes en nuestro test de velocidad móvil