El WiMAX español es más lento que en otros países de Europa

El WiMAX español es más lento que en otros países de Europa

Javier Sanz

En zonas donde los operadores de ADSL no llegan el WiMAX suele ser una tecnología de elección porque permite ofrecer banda ancha con garantías. La velocidad máxima en España es de 2 megas mientras en otros países como Alemania o República Checa los internautas acceden con 5 o 6 megabits.

WiMAX (Interoperabilidad Mundial para Acceso por Microondas) es una tecnología inalámbrica que mediante ondas de radio es capaz de transmitir datos a gran velocidad. En España el operador más activo es Iberbanda, propiedad de Telefónica y las modalidades que ofrece son de uno, dos y cuatro megas. Aunque los precios no son económicos, muchos clientes lo tienen que contratar como única alternativa para conectar a Internet.

En Europa esta tecnología está más consolidada, por ejemplo, en Alemania lanzaron en 2007 modalidades de 6 megas y ahora la velocidad es superior. En la República Checa, el principal proveedor de Wimax es la compañía Radiocomunicaciones Checas, que de momento posee diez antenas transmisoras y ofrecerá velocidades a partir de 5 megas. Con una estación base el operador es capaz de proporcionar cobertura hasta 15 kilómetros en torno a la antena.

Actualmente grandes empresas como Intel ya están fabricando portátiles con receptores de Wimax integrados, además del clásico Wifi. Parece que esta tecnología podría convertirse en el futuro en el formato predominante en zonas donde no llega el ADSL o el cable.

El pasado año Nortel anunció el despliegue de WiMAX en una ciudad española para proporcionar Internet de forma económica sin embargo nada más se volvió a saber del proyecto. En las áreas rurales todavía falta mucho que mejorar, sobre todo para disminuir la brecha digital.

¿Conectas desde el campo? ¿Qué conexión utilizas?