Los operadores frenan el despliegue de red y la cobertura de ADSL y cable se estanca

La crisis económica ha provocado que los operadores reduzcan considerablemente sus inversiones. Orange, Ono, Jazztel y Telefónica han frenado el despliegue de nuevas centrales o zonas de cobertura.

Orange ha paralizado el despliegue de red fija y móvil en nuevas zonas. La inversión de la operadora en banda ancha fija ha caído de forma sustancial, un 52% en este semestre, hasta 47 millones. Además, según recoge Expansión, el porcentaje de población cubierto por sus servicios directos de banda ancha permanece invariable desde el tercer trimestre del año pasado, estancado en el 69,8% de cobertura.

El mayor recorte lo ha aplicado Ono (un 52% menos), que ha frenado el despliegue de su red de cable en nuevas zonas y sólo está invirtiendo en la mejora de la velocidad en los barrios en los que ya está presente. Las velocidades de 50 y 100 megas tendrán que esperar y tampoco llegarán las ofertas a otras comunidades como Extremadura.

Por su parte, Telefónica ha aplicado una reducción global de casi un 30%, (más fuerte en el móvil, un 38%, que en fijo, con un 26% de caída). En este momento el despliegue de fibra óptica hasta el hogar está prácticamente parado y es que tampoco hay demanda, sobre todo por los precios elevados.

Por último, Jazztel no está abriendo nuevas centrales sin embargo ha invertido más en el último semestre para atender la demanda de sus nuevos clientes. Con esta situación, la cobertura de ADSL y cable en España está estancada y un 35% de la población depende únicamente de Telefónica o de ofertas revendidas.

Además, no hay que olvidar que el polémico canon para financiar a Televisión Española podría frenar aun más las inversiones de los operadores.