Italia dispondrá de una red de fibra desplegada con ayuda del Gobierno y los operadores

El regulador italiano de las telecomunicaciones propuso la semana pasada crear un operador respaldado con dinero privado y público que pueda desplegar una red de fibra óptica en todo el país para favorecer el desarrollo de la banda ancha.

Según un informe presentado por el regulador, se necesitarían 10.000 millones de euros para llegar al 50% de la población italiana, sin embargo con ayudas estatales e inversión privada se trata de un ambicioso plan que puede situar a Italia a la cabeza de Europa.

Hasta ahora los operadores italianos se han concentrado en crear redes de fibra en áreas consideradas "prometedoras", por ejemplo en ciudades como Milán, sin embargo los servicios de alta velocidad no llegan a las zonas que no son rentables.

Los operadores tienen dudas

Fastweb, segundo operador italiano, considera la idea "interesante", pero cree que hay modos más rápidos de crear una red de alta velocidad, como mediante acuerdos para compartir las redes. Por su parte, Telecom Italia está a favor del proyecto pero no quiere abrir su red de banda ancha al resto de competidores.

En cualquier caso el ejecutivo italiano planea desplegar fibra porque considera que es "clave para el desarrollo de la sociedad de la información": De hecho en otros países como Grecia se han aprobado despliegues similares.