Orange tendrá que pagar 6.100 euros a un matrimonio por daños morales

La Audiencia Provincial de Madrid ha dictado una sentencia en la que condena a la operadora a pagar 6.100 euros por los daños morales causados a un matrimonio que tenía el ADSL con Telefónica y Wanadoo secuestró su línea sin consentimiento. Esta sentencia puede sentar un precedente porque hay casos en prácticamente todos los operadores.

El fallo considera que el calvario y las incomodidades personales y profesionales que vivió la pareja desde que se quedó sin línea telefónica y de acceso a Internet deben ser compensados con 6.000 euros, más otros 100 por los daños materiales (llamadas telefónicas desde cabinas, desplazamientos, etcétera).

Los hechos ocurrieron en 2005 cuando el matrimonio González-Bello se quedó sin servicio a Internet. Al comunicar a su operadora (Telefónica) la incidencia, les indicaron que Wanadoo había portado su línea y no se podía restablecer.

La pareja se puso en contacto entonces con un responsable de Wanadoo, que, tras reconocer el error, les ofreció tres meses de servicio gratis a cambio de que aceptasen convertirse en clientes de la operadora. La pareja rechazó la oferta y emprendió las acciones legales que han dado sus frutos.

Slamming

El Slamming es un término anglosajón que se emplea para describir el cambio de compañía de telecomunicaciones sin la autorización del cliente. En España es muy habitual y por ello el Ministerio de Industria ha recogido en una página web las recomendaciones que hay que seguir en caso de que se produzca un hecho similar.