La CMT publica las bases de la regulación de las redes de nueva generación FTTH

La Comisión de Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha publicado las líneas maestras de la futura regulación de las redes de nueva generación basadas en fibra óptica.

Las nuevas redes suponen un reto económico para el sector de las telecomunicaciones así como un reto regulatorio para la Comisión de Mercado de las Telecomunicaciones que tiene que fomentar la competencia y asentar las bases para que exista un escenario en el cual Telefónica y los operadores alternativos inviertan en Fibra. A continuación realizaremos un estudio pormenorizado de las bases de la nueva regulación y de las preguntas frecuentes sobre el futuro de la banda ancha en España.

Las tecnologías basadas en fibra óptica van a suponer un nuevo escenario en el sector de las telecomunicaciones. Ya están teniendo impacto en la competencia de redes y servicios y, por tanto, la regulación ha de adaptarse cuanto antes a este nuevo escenario para que no se ponga un freno a la innovación y a la inversión de los operadores. Por ello, la CMT pretende dar transparencia al sector y sobre todo conseguir un entorno regulatorio que fomente la inversión de los operadores.

Los usuarios demandan cada vez mayores velocidades y servicios y el par de cobre no da más de sí, de hecho la tecnología ADSL 2+ que permite hasta 20 megas ofrece de media menos del 50 por ciento de la velocidad según los últimos estudios presentados por ADSLzone y ADSLnet. Las redes de nueva generación basadas en fibra van a permitir velocidades de 100 megas así como televisión en alta definición, por ello, la CMT buscará el equilibrio regulatorio que permita eliminar las barreras innecesarias a la inversión en redes, procurando al mismo tiempo que estas inversiones se materialicen y maduren en un entorno de competencia. Todo ello protegiendo los intereses de los usuarios.

Segmentación geográfica de los mercados

La fibra óptica que está desplegando Telefónica se centra en los núcleos urbanos donde hay mayor competencia, por este motivo, la CMT iniciará un estudio de los mercados de manera territorial, con el fin de detectar la situación de competencia que se da en cada uno de ellos. El resultado práctico de dicho análisis podría suponer tanto el mantenimiento de los actuales mercados de ámbito nacional, como la definición de mercados geográficos de ámbito inferior (diferentes zonas en función de la competencia). Será un estudio que ayudará a que la fibra no llegue sólo a las grandes ciudades.

Las redes de cable y el acceso al bucle desagregado han aumentado la competencia en el mercado de la banda ancha. Sin embargo, no se da el mismo nivel de competencia en todos los territorios (el cable alcanza el 40% del territorio y el bucle desagregado el 60%). Por eso, con la extensión de las nuevas redes, la CMT abordará el estudio de los mercados diferenciando entre zonas competitivas y no competitivas.

El regulador nacional espera que los nuevos despliegues de fibra se produzcan en zonas donde los operadores pueden rentabilizar las inversiones en periodos de tiempo razonables, pero también espera que la dinámica del mercado haga evolucionar las redes al resto de zonas.

Lo deseable es que sea así, sin embargo parece complicado que la fibra llegue a núcleos de población más pequeños, al menos en los próximos 5 años.

¿Los operadores tendrán que abrir sus redes de fibra óptica a sus competidores?

La fibra óptica hasta el hogar (FTTH) no va a ser regulada inicialmente ya que podría desincentivar las inversiones de los operadores.

En las tecnologías híbridas (FTTx) donde hay tramos de cobre la regulación continuará, porque la red legada constituye una ventaja competitiva para Telefónica.

FTTH-telefonica.jpg (Diferentes modelos FTTx) siendo el FTTH el que mayor velocidad ofrece

La operadora presidida por César Alierta tendrá que dar acceso a sus infraestructuras (Los edificios de centrales, canalizaciones, cámaras, postes, etc). Esta infraestructura fue construida y financiada gracias a los recursos generados por el antiguo monopolio, por ello supone una ventaja con respecto al resto de operadores.

La CMT apuesta por fibra y pretende incentivar a los operadores para que desplieguen FTTH que permite además mayor ancho de banda (100 megas).

¿Que sucederá con la red de cobre actual?

No va a cambiar el escenario de la red actual de ADSL, se mantendrá la desagregación de bucle y de momento la CMT no considera prioritaria una regulación exclusiva de los bucles de tecnologías híbridas (FTTx y VDSL). Como alternativa la nueva regulación incluiría una «desagregación virtual«: un acceso indirecto a la red de fibra + cobre con entrega en la central donde ya está ubicado el operador.

El nuevo despliegue de fibra es muy complejo y se prolongará entre 5 y 10 años aproximadamente. Actualmente hay más de 350.000 líneas activas conectadas a nodos de fibra y en 2008 habrá más de 470 centrales preparadas para ofrecer FTTH, FTTx o VDSL2.

Problemas del despliegue

El primer obstáculo que deben salvar los operadores es la extensión de la red en el interior de los edificios. Además de los problemas técnicos y jurídicos una de las preocupaciones de la CMT es el peligro de que el primer operador que despliegue la red en un edificio se convierta en el único. Asimismo, la vigente norma sobre infraestructuras comunes de telecomunicaciones en los inmuebles no contempla la obligación de preinstalaciones de fibra óptica hasta el hogar.

Un primer paso que propone el regulador es la actualización de la normativa sobre infraestructuras comunes de edificios por parte del Gobierno. Sería interesante que las nuevas viviendas estuvieran preparadas para el despliegue de fibra.

De todos modos, esta actualización no salvaría el obstáculo de los edificios antiguos que no están sujetos a dicha normativa. La CMT establecería, obligaciones de acceso y compartición de todos o algunos operadores en el último tramo de la red de fibra.

fibraftth.jpg cable de fibra óptica

¿Qué sucede si los operadores no invierten en las zonas no rentables?

La CMT recomienda que el papel de las Administraciones Públicas se limite al despliegue de infraestructuras que faciliten a que los operadores implementen sus redes. Si esta medida no fuera suficiente se podrían construir redes activas y ofrecer la gestión a los operadores. Si ningún operador se mostrara interesado, se podría encargar la gestión de la red a un operador público. (Este caso es similar al de la red Asturcón desplegada en Asturias por el Gobierno Regional y que gestionan operadores como Adamo o Telecable).

Separación de la red de Telefónica

Hace tiempo que se está debatiendo la posible separación de la red de Telefónica igual que sucede en el Reino Unido. De momento la CMT entiende que la segregación de la red es una medida extrema que elimina ventajas y sólo se llevaría a cabo si peligrara la competencia.

Tecnologías inalámbricas para complementar las redes de nueva generación

Es evidente que la fibra óptica no puede llegar a todos los territorios, por tanto la CMT va a recomendar al Gobierno y Ministerio de Industria la creación de un mercado secundario que complemente las redes de nueva generación con tecnologías inalámbricas como el WiMAX o el WiFi.

Resumen de las líneas maestras sobre la regulación de las redes de nueva generación

La CMT apuesta por FTTH (fibra hasta el hogar) lo cual es un gran acierto ya esta tecnología está ofreciendo magníficos resultados en otros países de Europa más avanzados.

Asimismo, el regulador propone que haya varias redes compitiendo además del operador incumbente, en este caso Telefónica. De este modo se fomentaría la competencia y el usuario final dispondría de diferentes alternativas a diferente precio.

La CMT reconoce que los operadores que no inviertan en fibra van a estar en segundo plano porque no van a poder replicar las ofertas ni ofrecer los mismos servicios.

Dicha regulación es muy compleja y en ella está el futuro a largo plazo de las telecomunicaciones en España. Por ello, la CMT tiene que realizar análisis de mercados para comprobar si existe competencia, antes de imponer obligaciones a los operadores. A lo largo del 2008 se irán conociendo más detalles y en sólo tres meses, finalizará el plan piloto de Telefónica que podría ser el pistoletazo de salida para el lanzamiento comercial de la modalidad 30 Mbps / 1 Mbps

Descargar documento sobre redes de Acceso de Nueva Generación