Facturón de 5.000 euros de Orange por exceso de tráfico con final feliz

La banda ancha si que le salió cara a un asturiano que se pasó toda la noche descargando en Internet y recibió una factura de casi 5.000 euros de Orange.

Según la Unión de Consumidores (UCE) el tipo de contrato que el usuario mantiene con con la operadora es una tarifa plana, en concreto la tarifa T.P Everywhere de Orange. Pero en el documento no se especifica el límite de navegación de 2 GB, ni que todo lo que se excediera se facturaría a un coste de 50 céntimos. «Sólo figura la tarifa, pero no te indican lo que te cobran de más», aseguran los responsables de UCE. La buena noticia para el cliente es que Orange ha alegado que la factura estaba «bien tarifada», pero para evitar trámites legales ha recurrido a un «gesto comercial» y ha condonado la factura al cliente.

La UCE denuncia que las empresas telefónicas ofertan tarifas planas que permiten navegar por Internet a un precio económico, pero no se informa de «forma clara» de la letra pequeña, omitiendo en el contrato el servicio realmente contratado. La Unión de Consumidores cree que la información «más básica» e «importante» para el consumidor no sólo no se comunica al cliente en el momento de contratarlo, sino que no se refleja en el contrato pese a ser un contenido básico del mismo.

El organismo de defensa de los consumidores asegura haber detectado numerosas quejas de usuarios que al recibir facturas se encuentran con importes excesivos. Ante esta situación UCE recomienda leer detenidamente las condiciones ofertadas y conservar la publicidad de las mismas, ya que pueden ser de «vital importancia» en el caso de iniciar una reclamación.

Límites de descarga o de velocidad

Os recordamos que el ADSL barato de un mega de Telefónica tiene una limitación de 20GB pero si el cliente sobrepasa este caudal no supone un incremento de precio. Eso sí, la velocidad se divide entre cuatro. Esta práctica es muy habitual en las «tarifas planas» de datos en banda ancha móvil.