Telefónica invertirá 8000 millones de euros en infraestructuras y servicios

El director general de Coordinación, Desarrollo de Negocio y Sinergias de Telefónica, Julio Linares, ha inaugurado hoy XXI Encuentro de Telecomunicaciones de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y ha señalado que la operadora destinará más de 8.000 millones de euros este año para el desarrollo de infraestructuras y nuevos servicios.

En 2009, España alcanzará penetraciones de telefonía móvil superiores al 130%, más del 50% de los hogares contarán con Internet de Banda Ancha de hasta 50 megas y el 70% de los ordenadores portátiles tendrán Banda Ancha Móvil con 7 megas de velocidad.

Un esfuerzo mantenido en el tiempo, y que responde a la propuesta de futuro señalada por Julio Linares: “Invertir, innovar y colaborar, dentro de un entorno competitivo y bajo un marco regulador estimulante, son las claves para garantizar el crecimiento futuro y sostenible del sector».

Crecimiento en España

Durante los últimos años, e impulsado por el papel protagonista adoptado por el consumidor –que más allá de los productos busca una experiencia de usuario agradable y ha convertido las telecomunicaciones en parte esencial de su día a día–, el sector ha dado un verdadero giro en España, con un marcado incremento del uso de las comunicaciones. Así, los datos indican que la penetración de líneas móviles supera ya niveles del 104% en el país y el tráfico de datos móviles se ha triplicado en el último año, mientras que el 93% de los hogares con acceso a Internet tienen Banda Ancha y se ha multiplicado por 34 el tráfico generado en los últimos seis años.

Un crecimiento que se va a acelerar en los próximos años, como consecuencia de las mayores demandas del consumidor, la mayor variedad de equipamientos de los usuarios y la aparición de nuevos productos y servicios sobre Banda Ancha personalizados e interactivos.

Julio Linares ha hecho hincapié en que, para responder a las nuevas demandas de los servicios se necesitan redes de gran capacidad y prestaciones (movilidad, convergencia,…) para soportar velocidades de 50 Mbps en Banda Ancha fija (lo que supone multiplicarse por cinco), 7 Mbps en Banda Ancha móvil (x5) y capaces de transportar un volumen de tráfico de hasta 16.000 Petabytes.

Además, dichas redes deberán ser accesibles a todo el mundo, y para ello, Linares considera que hay que “promover la libre competencia en aquellas áreas donde convivan diversas infraestructuras, impulsar la competencia en servicios y la rentabilidad de las inversiones donde solo exista una infraestructura posible y apostar por mecanismos de financiación abiertos, transparentes y neutros en las zonas menos accesibles a las infraestructuras”.