El auge de los OMV impulsa la venta de los móviles libres en España

El auge de los OMV impulsa la venta de los móviles libres en España

Redacción

Cada vez son más los usuarios que optan por adquirir móviles libres, realidad que coincide -y no de forma casual- con el auge de los Operadores Móviles Virtuales (OMV). El ahorro en la factura mensual que produce esta combinación es el principal motivo de esta tendencia en el sector móvil.

En el último artículo publicado en su blog, el periodista Miguel Ángel Uriondo reflexiona sobre el aumento en las ventas de terminales libres y el reto que esto plantea a los operadores tradicionales. No en vano, gran parte de su negocio en la última década ha venido propiciado por la venta de terminales, aunque en los últimos años hemos visto cómo esta práctica se reducía con el fin de las subvenciones a móviles anunciado por Movistar y Vodafone y la apuesta por el pago a plazos.

Los datos son contundentes. Según el ultimo informe de Gfk, "el mercado libre de móviles supone ya cerca del 25% de los terminales que se venden en España". Esto significa que uno de cada cuatro usuarios opta por comprar su terminal sin ligarlo a una permanencia con su operador, motivado porque a la larga se demuestra que ello conlleva un ahorro respecto a los móviles subvencionados.

Solo entre los meses de enero y agosto de este año se vendieron más de 1,4 millones de terminales SIM free (sin bloqueo). Samsung es el fabricante más demandado en nuestro mercado, con un 59% de las ventas. Le siguen LG, Apple y Sony con un 14, 7,6 y 6,4% respectivamente. Igualmente encontramos a un fabricante considerado low cost dentro de este top 5 como la firma española BQ (3,3%). La cifra es muy destacada puesto que casi se ha quintuplicado el número de móviles libres vendidos en este periodo respecto al mismo de 2012.

Ello ha venido ligado al aumento en la cuota de mercado de los OMV. Compañías como Jazztel, Ono y Pepephone han sido líderes en captación de usuarios en portabilidad debido a sus tarifas económicas, las cuales no implican un compromiso de permanencia con el operador ni incluyen móviles subvencionados. Esto implica que los clientes han de tener su propio terminal para poder disfrutar de ellas y aunque supone un desembolso inicial mayor que adquirir un smartphone subvencionado (salvo que se opte por el pago a plazos), a la larga compensa económicamente.

Por ahora Movistar, líder de este mercado, ha reaccionado anunciando el fin del SIM lock en sus terminales. Este camino es posible que lo sigan otros operadores, aunque habrá que esperar la reacción de los usuarios, quienes cada vez encuentran más ventajas a la compra de terminales sin atarse a su compañía.