Telefónica dispara hasta 8000 millones su inversión por el empuje del ADSL

El ex monopolio presidido por César Alierta invirtió el año pasado 8.000 millones de euros motivado por la fuerte demanda de conexiones de banda ancha, 800 millones más de lo previsto al inicio de ejercicio y un 49% más que en 2005.

Además, el impacto de los tipos de cambio y la incorporación de los negocios de Colombia Telecom e Iberbanda totalizaron la inversión final. Telefónica tiene previsto alcanzar en 2009 entre 5,6 y 6,1 millones de accesos de banda ancha minorista sólo en España, frente a los 3,4 millones de conexiones registradas hasta el 30 de septiembre de 2006. Para ello realizará una potente inversión en su red superancha basada en VDSL para ofrecer velocidades de hasta 50 megas y televisión digital en alta definición.

Para el despliegue e inversión que tiene prevista la operadora en este ejercicio, juega un papel importante la Comisión de Mercado de las Telecomunicaciones y su decisión de abrir o no al mercado mayorista la red que está desplegando basada en VDSL.

Si Telefónica tuviera que ofrecer sus servicios a los competidores, seguramente ralentizaría el despliegue ya que la competencia podría aprovechar su red para ofrecer los mismos servicios. Además, aunque actualmente continuan siendo el operador más caro continuan captando más clientes que la competencia por lo cual la operadora tampoco está obligada a ofrecer más velocidad.

¿Por qué ofrecer 20 megas más baratos si la mayoría de las conexiones de banda ancha son de un mega? Posiblemente aquí esté la razón por la cual la operadora presidida por César Alierta no ofrece mayor velocidad a menos precio.

Parece evidente que para que la banda ancha se mueva en España, la competencia tiene que replicar con ofertas agresivas y sobre todo garantizar un servicio de calidad.