El 25% de los ordenadores están en riesgo

El 25% de los ordenadores están en riesgo

Claudio Valero

Microsoft ha publicado un informe de seguridad que arroja a la luz algunos datos realmente preocupantes. Según el gigante de Redmond, uno de cada cuatro ordenadores está en riesgo, bien por no tener antivirus o por que no está actualizado con las últimas firmas. Estos usuarios tienen mucho más riesgo de ser infectados con algún malware o programa malicioso.

Nuestros compañeros de SoftZone se hacen eco del estudio de Microsoft que muestra que uno de cada cuatro ordenadores no está debidamente protegido. En concreto, el 24% de los ordenadores de todo el planeta tienen un nivel de protección insuficiente. Las razones pasan por no tener una solución de seguridad instalada, o por tenerla, pero no instalar las últimas actualizaciones disponibles. También, existen casos de ordenadores con antivirus desactivado por un virus o malware.

Los de Redmond ofrecen un mapa que muestra las regiones y países con mayor riesgo para su seguridad y con posibilidades de infección. Los ordenadores de estas zonas son 5,5 veces más vulnerables de ser afectados por un programa malicioso. Una de las principales formas de contagio reside en los documentos de Microsoft Word y PDF.

Mapa PCs en riesgo

Para estar protegidos y no pasar a pertenecer al grupo de ordenadores en riesgo, os recomendamos visitar la sección de seguridad creada por nuestros compañeros de SoftZone. También podéis visitar nuestros foros de ayuda, para informaros sobre la eliminación de virus y sobre cualquier otro tema relacionado con la seguridad informática.

Los consejos básicos para evitar ser infectados por un virus, un troyano o cualquier otro programa con fines maliciosos, pasan por cumplir una serie de pautas. En primer lugar, es imprescindible contar con un antivirus y además, mantenerlo actualizado constantemente. Debemos realizar escaneos manuales cada cierto tiempo con algún programa adicional como Malwarebytes, Antimalware o Superantisypware.

En la medida de lo posible, evitaremos descargar software y contenido de programas de intercambio de archivos. También, llevaremos cuidado con los correos sospechosos que recibimos, que no debemos abrir bajo ninguna circunstancia.