Un malware de Android que incrementa el importe de la factura

Un malware de Android que incrementa el importe de la factura

Claudio Valero

Android se ha convertido en uno de los objetivos principales del malware. Los usuarios deben andarse con ojo, ya que el último malware descubierto envía mensajes de texto de forma masiva con el consiguiente aumento de la factura telefónica.

Nuestros compañeros de RedesZone nos alertan de la aparición de un nuevo malware que afecta a los terminales Android. Este malware, bautizado como Bill Shocker, se oculta entre aplicaciones que a priori parecen juegos. También existen casos de aplicaciones legítimas que han propagado este malware. De esta forma resulta más fácil que los usuarios acepten la instalación y no sospechen. En China existen más de 600.000 usuarios afectados.

El modus operandi de este malware es bastante sencillo. Una vez instalado comienza a enviar mensajes de texto de forma masiva a todos los contactos almacenados en la tarjeta SIM y en el teléfono. Los expertos han indicado que pese a eliminar el malware, este es capaz de propagar su código por otras aplicaciones, complicando de esta forma su eliminación total.

Recomendaciones para eliminar totalmente este malware

La primera de las recomendaciones pasa por instalar solo aplicaciones de fuentes de confianza, como Google Play. En segundo lugar, controlar los permisos que le concedemos a las aplicaciones. En muchas ocasiones concedemos permisos por encima de las necesidades de las aplicaciones. En caso de estar afectados por el malware,  la única recomendación es formatear el terminal. Así acabaríamos definitivamente con la amenaza.

Problemas de ser Root

Pese a que el otro día hablábamos de las bondades de ser Root en nuestro terminal Android, ahora esto juega en nuestra contra. Los usuarios Root son más propensos a sufrir este tipo de malware. En los terminales sin usuario Root debemos ir concediendo permiso para cada uno de los accesos, mientras que el usuario Root ignora estas peticiones. El usuario Root desconoce los permisos que está asignando a la hora de instalar una aplicación.

Por ahora parece que el malware no ha salido de China, pero no se descarta una expansión internacional. Recomendamos a los usuarios de Android que estén atentos a las aplicaciones instaladas y los permisos concedidos.