Telefónica trabaja en un paquete que incluirá ADSL, llamadas a fijos y a móviles

La propuesta tecnológica sin precedentes en Europa, consistirá en instalar un Nodo Doméstico en la residencia de cada cliente. Será una diminuta antena de telefonía móvil dentro del hogar que gestionará todo el tráfico de móvil que se produzca en la residencia, ya sea GSM, GPRS, UMTS o HSDPA (Banda ancha ancha móvil). Además, esta pequeña estación base estará conectada al cableado del ADSL del cliente.

En este proyecto tecnológico en el que está trabajando Telefónica I+D, y cuyo nombre comercial y fecha de lanzamiento están sin determinar.

Los dispositivos serán fabricados por Huawei y permitirán canalizar el tráfico de móviles en el interior de la residencia para distribuir la señal digital por la infraestructura IP hasta el destino que corresponda, ya sea un teléfono fijo o móvil. De todo lo anterior se desprende que los usuarios de Telefónica que se acojan a esta oferta podrán controlar todo el gasto de telecomunicaciones que se realice en el domicilio.

Esta estrategia comercial y tecnológica servirá a Telefónica para combatir la presunta amenaza que las redes WiFi representa para el negocio de la telefonía móvil, al menos en cuanto al tráfico generado en el hogar.

Según publica La Gaceta de los negocios, gracias a este modelo de negocio, los clientes de Telefónica desdeñarían otras tecnologías inalámbricas que facilitarán las llamadas de móviles a través de redes WiFi. En ese caso, los bajos precios o gratuidad de las llamadas a través de Skype móvil —o de otros sistemas hermanos— no representarían un reclamo para los clientes que dispongan del referido Nodo Doméstico.

De hecho, los estrategas de Telefónica son conscientes de que tienen que poner todo su empeño para contrarrestar el encanto de las conexiones WiFi hacia los usuarios que pretendan abaratar sus comunicaciones móviles dentro del hogar. Para realizar una llamada de móvil en España sin tener que pagar la factura a los operadores tradicionales (Movistar, Vodafone o Amena), el usuario necesita un terminal dual GSM y WiFi y un software de telefonía IP. Sin embargo, con la propuesta de Telefónica, las llamadas gratuitas de móviles se realizarían a través de 3G (no sobre WiFi), por lo que serviría cualquier móvil.