Microsoft regalará un móvil Windows Phone a los usuarios Android más afectados por el malware

Un año después, Microsoft repite campaña de marketing apoyándose en el alto índice de malware que circula para Android. La compañía se ha vuelto a comprometer a regalar uno de sus móviles Windows Phone a aquellos usuarios afectados por estas amenazas en la plataforma de Google.

Se cumple un año desde que conociésemos la llamativa iniciativa promovida por el gigante norteamericano para atacar a su rival Google a la par que para sumar cuota de mercado en el sector móvil con Windows Phone. El pasado año Ben Rudolph, uno de los responsables del sistema operativo móvil, lanzó un mensaje desde su cuenta de Twitter con el que animaba a los usuarios de Android afectados por el malware a narrar sus experiencias y lograr gratis un terminal con el sistema de Microsoft.

La campaña, denominada #DroidRage, tuvo una respuesta masiva, con miles de respuestas a esta iniciativa a pesar de que la cuenta desde la que se lanzó apenas contaba con 18.000 seguidores. Un año más tarde los de Redmond repiten estrategia a lo grande, puesto que en esta ocasión se ha promovido desde la cuenta oficial de Windows Phone, con más de 219.000 seguidores según leemos en TNW.

«¿Tienes una historia de miedo con el malware de Android? Respóndenos con el hashtag #DroidRage y tu mejor/peor experiencia y podrías tener un regalo mejorado», señala el tweet de la compañía. Con él quiere remarcar el alto número de aplicaciones para Android que contienen riesgos para la seguridad de los usuarios y los pocos problemas que da WP en este sentido. Por este motivo, la compañía espera que las respuestas se produzcan de forma masiva, puesto que el gancho de tener un móvil nuevo es más potente que el poco interés que despierta por ahora el sistema operativo de Microsoft entre los usuarios.

Lo que no ha quedado claro es cuántos terminales tiene pensado regalar la compañía estadounidense. Ni siquiera ha especificado si incluirán Windows Phone en su versión 7.8 o en la nueva versión 8 (que sería lo más lógico). Sí queda claro que se trata de todo un ataque a la compañía de Mountain View en la línea de los argumentos esgrimidos recientemente, en los que destacaba que el ecosistema de aplicaciones de Android era «salvaje e incontrolado«.