Por qué es tan barato el Nexus 4

Por qué es tan barato el Nexus 4

Redacción

El tremendo éxito que ha cosechado Google con su último móvil, el Nexus 4, se entiende gracias a la relación calidad-precio del terminal. Dentro de la gama alta de smartphones ninguno se acerca a este precio, cuyos motivos de ser tan bajo analizamos a continuación.

Nuestros compañeros de Movilzona.es han estudiado el porqué de un precio tan económico en el Nexus 4. El móvil fabricado por LG se puede comprar por 299 euros en su versión de 8 GB y 349 euros en la de 16 GB, entrecomillando el término debido a que su impresionante demanda haya agotado las existencias iniciales y a día de hoy sea imposible adquirir uno de estos equipos en la Google Play.

Resulta extraordinario comprobar cómo dispositivos similares en sus especificaciones tienen un precio final de entre el 40 y el 50% más caro. Si comparamos con el flamante iPhone 5 encontramos que en el precio radica la principal diferencia, puesto que el terminal de Apple, en su versión con menor capacidad, cuesta algo más del doble que el Nexus 4.

La clave que mantiene esta relación calidad-precio reside en Android y la ventaja que Google tiene gracias a su sistema operativo móvil. Aunque se ha planteado que el resto de fabricantes tienen que ofrecer precios más altos puesto que su negocio únicamente se ciñe al hardware, en el caso de Google tenemos que centrarnos en la relación que mantiene con su sistema de software, donde destaca Google Play para vender desde aplicaciones a contenidos como películas o libros.

El razonamiento es simple. Cuantos más usuarios accedan con dispositivos Android a dichos contenidos, mayor será el volumen de negocio que se genere por su venta. Se trata de una premisa que Google siempre ha tenido clara y por ello lanzó su gama Nexus, que poco a poco se ha asentado en el mercado hasta esta última generación, que gracias a su precio intenta propiciar que se masifique la adopción de equipos Android de alta gama entre los usuarios.

Al igual que sucede en otros mercados como el de los videojuegos, Google prefiere vender a precio de coste su terminal para no ganar dinero con la venta de dispositivos sino con la de sus contenidos. Incluso podría estar subvencionando la producción, en manos de LG, de modo que por cada equipo vendido los de Mountain View les aportan determinada cantidad. No obstante, también se ha señalado que la estrategia podría ser temporal, aunque en caso de mantenerla no cabe duda del golpe que supone ante sus competidores otros agentes del mercado como los operadores, implicados de lleno en la venta de terminales.