¿Deberíamos advertir a las visitas si tenemos un asistente de voz en casa?

Gadgets

Los altavoces inteligentes están en cada vez más casas. Esta navidad se espera que batan récord de ventas, ya que cada vez hacen más cosas y valen menos dinero, donde un Echo Dot vale apenas 30 euros. Sin embargo, estos altavoces están a la espera de que les enviemos un comando de voz para activarlos, y Google ahora recomienda que avisemos a las visitas de que pueden escucharles.

Google recomienda avisar a nuestras visitas si tenemos un asistente de voz

Google, que ayer presentó los Nest WiFi y Nest Mini, se encuentra peleando con Amazon por ocupar un lugar en nuestro hogar, a pesar de que los altavoces de Amazon sean los más vendidos del mundo. Los de Google, al igual que los de Amazon, tienen micrófonos que pueden detectar ruidos, y cámaras que pueden detectar movimientos para empezar a grabar en cualquier momento.

nest mini microfono

Por ello, Rick Osterloh, Vicepresidente de Dispositivos y Servicios de Google, recomienda que avisemos a quienes visiten nuestra casa de que tenemos esos dispositivos y de que pueden ser grabados por una cámara o por un altavoz. Así lo ha afirmado en una entrevista de la BBC, donde ha reconocido que él mismo avisa a las visitas cuando llega a casa.

Además, insiste en que los altavoces deberían tener algún sistema que indique que el micrófono o la cámara están activos y grabando. Los dispositivos Nest llevan una luz LED que se enciende cuando están en modo de grabación, de manera que pueden estar tranquilos de que nadie más va a escuchar lo que digan. También es posible configurar los altavoces para que desactiven cualquier tipo de grabación.

Hay personas escuchando nuestras grabaciones

Google, Amazon, Microsoft y Apple han recibido multitud de críticas en los últimos meses porque todas ellas tienen a trabajadores escuchando grabaciones de voz de los usuarios para ir mejorando el sistema de detección. A pesar de estar anonimizadas, en esas grabaciones se ha escuchado mucha información personal, incluyendo nombres o direcciones, tal y como revelaron algunos trabajadores, que además son empresas externas y no son empleados directos de las compañías en muchas ocasiones.

Google afirmó que menos del 1% de las grabaciones eran escuchadas por los trabajadores con respecto al total de audios, pero el problema es que los usuarios no podían elegir que no se escuchasen esas grabaciones. Las compañías han actualizado desde entonces los términos y condiciones de uso para que el usuario elija si quiere o no participar en esos programas.

Además, en Estados Unidos hay un senador que ha propuesto la creación de una ley para que los dispositivos inteligentes que lleven micrófonos o cámaras lleven una etiqueta avisando de ello, ya que se han dado casos de dispositivos que llevaban micrófonos ocultos y no lo especificaban en las características técnicas.

Escrito por Alberto García

Fuente > BBC