Apple se convierte en un banco virtual con Apple Card ¿cómo funciona?

Apple se convierte en un banco virtual con Apple Card ¿cómo funciona?

Carlos González

La compañía de Cupertino lleva años ofreciendo Apple Pay a sus usuarios en –casi- todo el mundo. Su plataforma de pagos ha tenido un enorme éxito y se mantiene en constante crecimiento, así que era el momento de avanzar en este nicho. Con esto llega Apple Card, una nueva tarjeta que vamos a poder usar en cualquier lugar en que ya se acepte Apple Pay. Básicamente, Apple acaba de convertirse en un nuevo ‘banco’ para los que tengan un dispositivo de Apple.

Información clara y precisa sobre nuestros gastos

La compañía de Cupertino ha introducido en Apple Card su sistema de inteligencia artificial, combinado con la información que recoge Apple Mapas, para que la información sobre nuestras transacciones sea transparente y clara. Así, directamente podremos ver en el desglose toda la información sobre nuestros gastos. Cuánto hemos gastado, dónde y cuándo, con iconos correspondientes a los negocios y una interfaz sencilla e intuitiva.

La Apple Card la vamos a poder controlar desde el iPhone, como no podía ser de otro modo. Con una sección específica dispondremos de información importante como el saldo disponible, el balance de nuestra cuenta, la actividad semanal según nuestros gastos y el próximo pago que tendremos que llevar a cabo. Toda esta información junto al detalle de cada transacción, y análisis precisos sobre nuestra actividad económica para llevar control de nuestra situación financiera.

Daily Cash: Apple te da dinero por utilizar Apple Card

Si utilizas la nueva tarjeta de Apple, bautizada como Apple Card, puedes disfrutar de la función Daily Cash. Todas las transacciones llevadas a cabo con esta tarjeta conllevan la devolución de un determinado importe –sin limitaciones diarias-. Y esta devolución se ‘ingresa’ directamente en nuestra cuenta en Apple Card, y se puede usar exactamente igual que el resto de nuestro saldo disponible. Es decir, que allá donde podamos pagar con Apple Pay, podremos utilizar el saldo acumulado con Daily Cash en Apple Card.

Para la creación de este nuevo servicio, Apple se ha asociado con Goldman Sachs y Mastercard. Por eso, Apple Card va a estar disponible en todo el mundo, y para todos los usuarios que ya disponen de Apple Pay. Con la seguridad de Touch ID o de Face ID, en función del hardware de seguridad biométrica con que cuente nuestro dispositivo.

Una tarjeta física para quienes no quieran pagar con el iPhone

Si no quieres usar tu iPhone o tu Apple Watch para pagar con contactless, o si necesitas una tarjeta física para determinados establecimientos, también vas a poder disponer de ella. La compañía de Cupertino ha anunciado una tarjeta física típica, de titanio y en color blanco. Con ella se podrá pagar en establecimientos que aún no soportan Apple Pay, pero no vamos a tener en ella número de tarjeta, ni código de seguridad CVV, ni fecha de caducidad. Y tampoco vamos a tener que poner en ella nuestra firma.