MIDI 2.0: el protocolo de sonido se renueva 36 años después

Software

MIDI, abreviatura de Musical Instrument Digital Interface, es un estándar que fue creado en 1983 que permite que los dispositivos musicales digitales, ordenadores y otros se conecten y comuniquen entre sí. Gracias a él, se pueden crear canciones completas codificadas en apenas unos cientos de líneas con un tamaño total de unos pocos kilobytes. Ahora, 36 años después, su sucesor está a punto de llegar con MIDI 2.0.

MIDI 2.0 llegará en 2019: cambios y novedades

Así lo ha anunciado la MIDI Manufacturers Association (MMA) y la Association of Music Electronics Industry (AMEI), con un prototipo de esta especificación que establece las principales características y el nombre de esta próxima generación llamado MIDI 2.0. Entre las compañías que están participando se encuentran algunas de las involucradas en la industria del sonido y otras, como Ableton/Cycling ’74, Art+Logic, Bome Software, Google, imitone, Native Instruments, Roland, ROLI, Steinberg, TouchKeys y Yamaha.

Tal y como hicieron con MIDI 1.0, ambas asociaciones están trabajando de manera conjunta, compartiendo código para perfeccionar el proceso de desarrollo. Este proceso se desarrollará a lo largo de 2019, donde se establecerán planes de lanzamiento, la creación de un logo oficial, y un programa de certificación para garantizar plena compatibilidad.

El programa de certificación sólo está disponible para miembros de la MMA y AMEI, ya que durante el proceso de perfeccionamiento habrá ligeras modificaciones que sólo los miembros podrán ir recibiendo. Una vez se establezca la especificación final, se publicará en la web oficial junto a la especificación actual.

Será retrocompatible con MIDI 1.0 en todo lo que pueda

Entre las mejoras de MIDI 2.0 encontramos configuración automática, nuevas integraciones DAW y web, mayor resolución, mayor expresividad y un tiempo más ajustado. Lo bueno es que todas estas innovaciones se introducirán bajo la máxima prioridad de mantener la retrocompatibilidad. Esto abrirá la posibilidad de que haya una nueva generación de dispositivos MIDI interconectados, pero a la vez que se preserva la interoperabilidad con millones de dispositivos que usan MIDI 1.0 en la actualidad. También será posible que cada dispositivo aplique las mejoras que pueda del estándar 2.0, utilizando el resto de MIDI 1.0.

Por tanto, tendremos que esperar a que avance el año para poder conocer más detalles sobre la especificación final, aunque con los desvelados ahora ya nos hacemos una idea de las funciones que va a permitir este nuevo estándar, en lo que la compañía ha definido como las tres B por sus siglas en inglés: bidireccional, retrocompatible, e interoperabilidad entre ambos estándares.

Escrito por Alberto García

Fuente > MIDI