3%: así es la tasa Google que Hacienda quiere poner a Amazon y Uber

Actualidad

El gobierno ya ha determinado en cuánto quiere poner el impuesto a las empresas tecnológicas, conocido como “tasa Google”. Esa tasa será del 3%, y se usará para gravar a empresas que vendan datos o servicios de publicidad a través de Internet. Esto engloba a prácticamente todas las grandes empresas tecnológicas del mercado como Facebook, Google o Amazon.

Las tecnológicas tendrán que pagar un 3% de impuestos indirectos si se aprueba la tasa Google

Otro requisito que tendrá que cumplir una empresa para recibir este gravamen es facturar más de 750 millones de euros en el mundo, junto con al menos 3 millones de euros en España. El gobierno no debería tener muchos problemas para aprobarla en el Congreso, ya que cuenta con el apoyo de la Unión Europea, y el PP la propuso antes de dejar el Gobierno en junio, por lo que deberían votar a favor.

tasa google

Esta tasa no será fija sobre una cantidad anual, sino que se pagará de manera indirecta por cada operación que realicen las empresas (de manera similar al IVA). Esto hace que, si no hay una normativa que lo impida, las tecnológicas puedan derivar este impuesto al precio final que paga el cliente. Las primeras estimaciones hablan de que esta tasa podría generar cientos de millones de euros.

Además de empresas como Google, Facebook o Amazon, Montero ha afirmado que esta tasa afectará también a las empresas de “economía colaborativa de alojamiento y transporte”, entre las que se incluyen Airbnb, Uber o Cabify, quienes afirma que no tributan de manera adecuada a pesar de generar miles de millones. Desde Airbnb se defienden afirmando que su oficina de España “sólo ofrece servicios de marketing”.

También impondrán más impuestos en los próximos meses

Junto con la tasa Google, Hacienda va a cambiar los tipos del impuesto de sociedades tras un acuerdo con Podemos. El impuesto bajará un 2% para las PYMES que facturen menos de un millón de euros, y subirá para las grandes, donde la exención actual del 100% de impuestos a los beneficios obtenidos por grandes empresas españolas en el extranjero podría bajarse al 95%. Francia ya obliga a sus grandes empresas a pagar el 5% por ese mismo motivo.

Más allá de estos impuestos, también han destacado que van a rebajar el IVA femenino al 4%, junto con la reducción de la diferencia de precio entre el diésel y la gasolina con el gravamen que van a introducir al gasóleo. También esperan aprobar en noviembre el impuesto a las transacciones financieras, que afectará a transacciones como a la compra de acciones.

Escrito por Alberto García

Fuente > El Mundo