Probamos los iPhone XS y iPhone XS Max: ‘S’ por definición, cero revolución

Probamos los iPhone XS y iPhone XS Max: ‘S’ por definición, cero revolución

Carlos González

Tras el décimo aniversario desde el primer teléfono inteligente de Apple, ya no hay nada que celebrar y la compañía de Cupertino ha retomado costumbres. De nuevo tenemos dos ‘S’ que siguen, a pies juntillas, la definición que la historia de la compañía de Cupertino ha marcado para esta familia. El iPhone XS no se sale un ápice de lo que siempre nos da un ‘S’, mientras que el iPhone XS Max sí es algo ‘revolucionario’, al menos de forma interna. Es el sucesor del iPhone 8 Plus.

El iPhone XS Max sienta las bases de los ‘nuevos Plus’; ahora el ‘modelo grande’ de Apple tiene 6,5 pantallas, pero el tamaño es prácticamente idéntico al de un iPhone 8 Plus. Hay mucho más en el mismo espacio, y eso es indudablemente un excepcional ejercicio de diseño por parte de Apple. Que por otra parte, falta hacía si miramos a sus modelos competidores desde hace ya varios años. El iPhone XS, sin embargo, es una mera evolución del iPhone X que no justifica por ningún lado el cambio; de hecho, por eso Apple ha retirado el iPhone X del mercado.

Análisis del iPhone XS y el iPhone XS Max: la ‘nueva era’ de Apple, pero en la línea de siempre

Apple sigue en la misma línea de siempre en tanto que, de nuevo, son dos modelos: el ‘pequeño’ y el ‘Max’. Aquí no ha cambiado nada con respecto a lo visto desde el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus. Pero ahora no son de 4,7 y 5,5 pulgadas, sino de 5,8 y 6,5 pulgadas de diagonal, y con unas medidas y peso muy contenidos para la diagonal de pantalla que nos ofrecen. Donde Apple ha vuelto a sentar un precedente es en el chipset, porque el Apple A12 Bionic es el primero en 7 nm de la industria.

Que el Apple A12 Bionic apunte en su ficha técnica un proceso de fabricación de 7 nm significa más rendimiento y menor consumo energético. Esto, efectivamente, se traduce en más autonomía y una potencia de CPU de referencia en el mercado. Y a este salto le acompaña también un salto en el apartado fotográfico, con sensores de misma resolución pero más grandes, por las mayores dimensiones de sus píxeles. Hacen, ambos, mejores fotos bajo cualquier circunstancia. Pero sus competidores siguen siendo mejores.

Algunos usuarios se quejan de que la linterna del iPhone XS se enciende sola, incluso cuando tienen el móvil en el bolsillo. Desde el anterior enlace puedes ver cómo solucionar el problema.