Un estudio de la UE acaba con el falso mito de que las webs pirata están llenas de virus

Dependiendo de las páginas web pirata que hayáis visitado, os habréis dado cuenta de que algunas de ellas te redirigen a anuncios o contenido relacionado con el malware. No suele ser la norma, pero por lo general algunas suelen abrir contenido que el antivirus identifica como peligroso y pasa a bloquear. Ahora, un estudio de la UE ha querido arrojar luz para cuantificar cuántas webs hacen esto.

La industria suele usar el argumento de que las páginas web pirata están llenas de virus y malware para alejar a los usuarios de ellas. Por ello, la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) ha trabajado para seleccionar una serie de webs populares para descargar contenido pirata, las cuales fueran fácilmente accesibles y fueran populares en los países seleccionados. Se seleccionaron al azar 10 países de los 28 miembros, ya que no era posible hacer un estudio que abarcase a los 28. Entre esos 10 no se encuentra España.

Se eligieron 20 títulos, entre los que se incluían cinco películas, series, música y juegos por su popularidad, los cuales pasaron a buscarse entre las webs más populares para ver en cuántas saltaba el malware o programas potencialmente no deseados. En total, analizaron 1.054 páginas en una primera ronda en verano de 2017, y 1.057 en la segunda, recopilando el malware automática y manualmente. No se usaron bloqueadores de anuncios, y se pinchó en todos los enlaces y botones sospechosos, lo cual puede sesgar mucho los resultados.

Entre el 7 y el 8% de las webs fueron calificadas como “maliciosas”

Los autores también analizaron las webs en VirusTotal para ver si esas webs habían sido relacionadas con virus y malware en el pasado. La cifra de resultados fue de entre el 7 y el 8% en esos casos, lo cual no es muy alto. En el proceso recopilaron miles de archivos, y detallan cómo las webs usaban técnicas para robar datos personales de los usuarios, con herramientas que afirmaban bloquear anuncios, ofrecer programas reales, licencias, o facilitaban acceso a contenido ilegal.

Después, procedieron a ordenar los archivos en varias categorías. Las primeras los dividían en cuatro: benignos, programas potencialmente no deseables, malware, y malware/PUP.

También se dividieron en otras categorías, como falsos instaladores, software para streaming y software útil.

Por último, dividieron el malware encontrado en troyano, adware, backdoor y agent.

Después de analizar todos los datos, los investigadores no encontraron ningún software especialmente dañino, tal como ransomware o botnets, sino que la mayoría eran troyanos, los cuales incluían o adware o puertas traseras. Sin embargo, algunos sí que había malware que descargaba archivos más perjudiciales, como keyloggers, software de alteración de contenido en la red, o rootkits.

En definitiva, la conclusión del estudio es que “actualmente, las webs sospechosas de infracciones de copyright y servicios de streaming ilegal no están consideradas como fuentes donde predomine el malware u otro software no deseado. Sin embargo, en el futuro pueden representar un mayor riesgo”.

Para evitar los posibles riesgos de visitar este tipo de webs, es recomendable tener un buen antivirus que bloquee la descarga de cualesquiera de estos archivos. En el caso de Android, no se debe instalar ningún APK bajado desde fuera de la Play Store, y si se hace, hay que revisar todos los permisos al milímetro.