Los smartphones en Corea del Norte: sin Internet y descargando apps en una tienda

Telefonía

En Corea del Norte hay un amplio control –sobre la ciudadanía- por parte de las autoridades, pero allí también hay tecnología y no poca. Otra cosa bien distinta es cómo funciona esta tecnología, por las mismas limitaciones parte del sistema de censura. En estos momentos, según nknews, en Corea del Norte el 40% de los ciudadanos cuentan con un teléfono inteligente. No hay tanta variedad de modelos, y los usuarios no conectan con el a Internet, sino a una intranet propia del país.

Corea del Norte se acerca a conseguir que la mitad de la población del país cuente con un teléfono inteligente. Están lejos, muy lejos de las cifras de sus países vecinos, o por ejemplo de España, donde la penetración del smartphone es casi absoluta. Y aunque allí se venden teléfonos inteligentes Android, no son todos los modelos que se comercializan aquí por las amplias restricciones de mercado que se aplican. Además, estos terminales no pueden conectar a Internet, como lo hacen los nuestros, sino que sus dispositivos móviles conectan con la intranet estatal del país. Y sí, hay aplicaciones disponibles para los usuarios, pero la mayoría son desarrolladas en Corea del Norte.

El smartphone es algo cada vez más habitual en Corea del Norte: pero sin Internet, y con apps desarrolladas en el propio país

Así que hay limitaciones en cuanto a la disponibilidad de modelos de teléfono inteligente, y también de acceso a Internetdirectamente prohibido-, y también de apps en tanto que pocas de ellas están desarrolladas fuera de Corea del Norte. Pero además de todo esto, los coreanos no descargan apps desde su casa –o cualquier otro lugar- como nosotros, sino que tienen que ir a una tienda física a conseguir estas aplicaciones. Porque, como cabía imaginar, estas apps tienen que estar aprobadas por el gobierno de Corea del Norte.

La tienda de aplicaciones es una tienda física real, y no una tienda virtual disponible a través de Internet. No obstante, algunos usuarios han aprendido a saltarse esta limitación copiando y pegando los archivos desde una tarjeta de memoria a la otra. De esta manera, sin tener que recurrir a una tienda física, pueden compartir aplicaciones y, sobre todo, videojuegos.

Escrito por Carlos González

Fuente > businessinsider