Elon Musk estará (casi) 24/7 en la fábrica del Model 3 para resolver los últimos problemas

Tesla está experimentando importantes cambios internos, y buena parte de ellos son para encontrarse al fin con valores positivos para sus cuentas. El Tesla Model 3 es en estos momentos la ‘joya de la corona’, pero son de sobra conocidos los graves problemas que ha experimentado la marca con su producción. Llegó con una calidad deficiente en sus acabados, y se resolvieron los problemas en la producción. Y había ‘cuellos de botella’ en su fabricación, pero el propio Elon Musk se encargará de supervisar su planta para alcanzar los 5.000 coches semanales.

La producción del Tesla Model 3y sus problemas, han llevado a la marca a perder reservas en un volumen considerable. Poco a poco, la compañía presidida por Elon Musk ha estado identificando los ‘cuellos de botella’ y atajándolos al mejor ritmo posible. En estos momentos, el CEO de la firma considera que ‘se está poniendo muy emocionante’ la situación en su planta de producción, tal y como ha comunicado de forma interna a sus empleados a través de un mensaje de correo electrónico. El ritmo de producción alcanza las 500 unidades diarias para la mayoría de sus componentes, y otras ya están en 700 diarias. El objetivo es llegar a las 5.000 unidades producidas a la semana del Tesla Model 3.

Elon Musk estará encima de la producción del Tesla Model 3 para atajar los últimos cuellos de botella y llegar a 5.000 unidades semanales

La intención en estos momentos está en cerrar este trimestre habiendo alcanzado las 5.000 unidades producidas, cada semana, del Tesla Model 3. Esto es lo que ha comunicado el CEO de la compañía algunos días después de anunciar el despido del 9% de su plantilla. Algo que, si bien es cierto que ha afectado a otros fabricantes y apenas se ha llegado a saber, en el caso de Tesla ha supuesto una desmesurada repercusión pública.

El objetivo de la marca, de alcanzar las 5.000 unidades semanales, lleva un retraso de aproximadamente medio año. En la comunicación interna a sus empleados, Elon Musk ha anunciado que estará (casi) 24/7 encima de la producción para identificar y resolver los últimos cuellos de botella que están afectando a la fabricación y, de esta manera, llegar a la cifra deseada antes de que termine este trimestre. Eso, sin duda, les ayudará a acercarse a la rentabilidad.