En algunos países, el consumo de contenido on-line legal ya supera a la piratería y Netflix tiene parte de «culpa»

Mucho hemos venido hablando a lo largo de la última década acerca de la piratería de contenidos sujetos a derechos de autor en todo el mundo, así de los piratas que, con el paso de los años, han ido creciendo en número de manera importante.

Sin embargo los tiempos cambian, al menos en algunas regiones y, del mismo modo, esta es una tendencia que se espera que se vaya extendiendo por todo el globo. Cierto es que aunque algunos esperan que este consumo ilícito a través de Internet llegue un momento en el que desaparezca, eso va a ser un tanto complicado, pero el menos se trabaja para que disminuya hasta unos mínimos.

Pero no solo debemos hacer referencia a las películas y series de televisión de las que tanto se habla, sino que la piratería de contenidos digitales a través de la Red también ser refiere a otros ámbitos como la música, los libros, los juegos, o el software comercial. Sin embargo, con la llegada de diversas plataformas legales para este tipo de ámbitos, se esperaba que el acceso a contenidos de pago de manera gratuita y por lo tanto ilegal, fuese disminuyendo paulatinamente, como así está sucediendo en algunos países.

Con estas plataformas nos referimos a servicios on-line tales como Netflix, Spotify, Steam, etc; sitios que ofrecen lo mismo que las redes P2P o portales streaming ilegales, pero pagando una cantidad mensual o por contenidos concretos, aunque se intenta ajustar estos precios al máximo para que resulten atractivos para la mayoría. De este modo lo que se espera es que millones de consumidores pirata hasta la fecha, cambien su tendencia de consumo y empiecen a decantarse por acceder a un número ilimitado de contenidos por una suscripción mensual que en muchos casos no supera los 10 euros, por ejemplo.

Spotify Xbox

Aunque la piratería no va a desaparecer, ni mucho menos, también hay que reconocer que, de manera paralela al aumento de suscriptores a estas plataformas legales, esto es algo afecta directamente a la disminución de piratería en términos generales, algo de lo que ya se viene hablando desde hace un tiempo. Sirva como ejemplo el reciente estudio que se ha hecho en Canadá, estudio que ha revelado que en estos momentos las tres cuartas partes de los usuarios que consumen de modo constante contenidos on-line en el país, lo hacen exclusivamente de fuentes legales, y repetimos, no solo se refiere a los vídeos.

Aquí se ha intentado cubrir un espectro de internautas a partir de 12 años, cubriendo la tasa de infracciones de los derechos de autor en áreas de contenido como música, películas, series de televisión, videojuegos, programas informáticos y libros electrónicos. Así, el informe señala que de los 28 millones de canadienses que utilizaron Internet en los tres meses, un total del 80% consumen contenidos digitales, siendo la música, las series y las películas los contenidos más solicitados por estos, como suele ser habitual.

El consumo legal empieza a superar ampliamente a la piratería en algunos países

De este modo ha quedado claro que la mayoría de los usuarios de Internet en esta región hacen las cosas según las leyes, en concreto un 74% de los encuestados afirmaron que solo habían accedido a material de fuentes legales en los tres meses anteriores. En lo que se refiere al 26% restante, admitió haber accedido al menos a un archivo ilegal en ese mismo período, aunque de estos, solo el 5% dijo que todo su consumo procedía de estas fuentes ilegales, por lo que eran piratas en toda regla. El reparto de este consumo ilícito es de un 36% para las películas, otro 36% pirateando software, un 34% para las series, y por último un 33% en videojuegos.

Llegados a este punto, ya no extraña a nadie que buena parte de la «culpa» de este importante descenso pirata sea la plataforma streaming de vídeo más utilizada del mundo, nos referimos a Netflix. Este es un servicio que este mismo estudio reveló que fue usado por un 64% de los encuestados mientras que al mismo tiempo estos también echaron mano de manera habitual de sitios tales como YouTube y la red social Facebook.

netflix

Siguiendo con el tema de Netflix, cabe destacar que tal y como os mencionamos hace solo unos días, en nuestro país los hogares con esta plataforma de vídeo se han multiplicado por tres en solo un año, por lo que ya casi de alcanza el millón y medio de estos que lo tienen contratado. Por tanto y viendo estas cifras, que se van haciendo extensibles poco a poco a todo el mundo, de manera casi inevitable, los usuarios van dejando a un lado las tradicionales redes P2P o los portales streaming ilegales, aunque no todos, eso es evidente.

Para recalcar aún más este hecho, para terminar también hay que mencionar que en el mencionado estudio, hasta un 33% de los usuarios de Internet afirmaron que han decidido hacer uso de los sitios legales on-line, todo ello con el objetivo de evitar el tener que echar mano de las fuentes ilegales, lo que es un tanto significativo.

Fuente > TF