Los operadores quieren licencias del 5G para todavía más años de los que dice la UE

Redes

La semana pasada la Unión Europea anunció un nuevo acuerdo para el despliegue del 5G en todos los países miembros. En él se obligaba a liberalizar las bandas de 3,6 y 26 GHz para finales de 2020, y se estableció que las licencias para las bandas de frecuencia serían de al menos de 20 años, aumentando la duración que tienen las actuales del 4G. Pero los operadores quieren más.

La UE dice 20 años; los operadores, 25

Garantizar que los operadores tengan garantizado durante el mayor número de años la concesión de derechos de explotación de una banda es vital para poder realizar una inversión más fuerte, ya que pueden asegurarse que van a tener más años para amortizarla. Este es el motivo por el que los operadores ahora piden que el plazo de explotación sea de 25 años, tal y como cuenta Antonio Lorenzo en El Economista.

5g ue

Esta exigencia se ha realizado a través de la Asociación Etno, que agrupa a los principales operadores europeos. El proceso de licitación comenzó en la mayoría de países hace un par de semanas, y en él se determina que se podrá acceder hasta un máximo de 120 MHz por operador. La primera en ser licitada será la de 3,6 GHz (primera donde empezará a operar el 5G), mientras que posteriormente irán llegando el resto de bandas de 700 MHz, 1,5 GHz y 26 GHz.

25 años garantizaría una inversión más segura y estable

Y es que los operadores argumentan que 20 años no es un tiempo suficiente para garantizar la seguridad de la inversión. Además de los 25 años, también exigen una simplificación de la regulación horizontal, y una reforma del espectro real y creíble. 20 años es una cifra elevada, pero desde Etno afirman que esa cifra no encaja con la realidad y ambición del 5G. Actualmente la duración media de las licencias es de 15 años, por lo que exigen una extensión aún mayor a la propuesta.

Además de la garantía de 25 años, los operadores quieren que haya un sistema de revisión que garantice que se está realizando un trato armonizado en toda la Unión Europea. En el acuerdo alcanzado la semana pasada se hablaba también de un desarrollo armonizado y un aumento de la cooperación entre operadores para seguir favoreciendo el despliegue del 5G.

El estándar de conectividad del 5G fue aprobado el pasado mes de diciembre, pero todavía no se ha hecho pública la especificación final, habiendo podido acceder a esta sólo los operadores y fabricantes. De momento tendremos que conformarnos con conocer las bandas en las que operará el 5G en España o con conocer la especificación preliminar publicada hace un año, donde se hablaba de alcanzar velocidades de hasta 20 Gbps y latencias inferiores a 4 ms.

Escrito por Alberto García

Fuente > El Economista