FACUA denunciará a Movistar, Orange y Vodafone por las últimas subidas de precio

El año 2018 ha comenzado con diversas subidas de precio, todas ellas en Movistar, Orange y Vodafone. De hecho, ya encadenamos cuatro años de subidas y ninguna se salta el guion establecido. Movistar Fusión duplicarán su velocidad hasta los 600 Mbps y añadirán más gigas para navegar, Orange seguirá sus pasos en su oferta convergente Love y Vodafone no será menos con otra subida de precio a cambio de Social Pass en sus tarifas y otras mejoras. Por todo ello, FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado ante la CNMC a Movistar, Orange y Vodafone.

La organización ha denunciado ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a las compañías de telecomunicaciones Movistar, Vodafone y Orange por la subida de tarifas realizada a principios de 2018, en algunos casos ya en vigor y en otros lo estará en las próximas semanas. En FACUA entienden que el incremento de precio al unísono responde a un pacto que entienden contrario a la Ley de Defensa de la Competencia.

Denuncia a Movistar, Orange y Vodafone por las últimas subidas de precio

FACUA recurre al artículo segundo de la Directiva 2014/10/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 26 de noviembre de 2014 para definir como “cártel” a las grandes telecos de nuestro país. Y explica que en esa legislación se define como “todo acuerdo o práctica concertada entre dos o más competidores cuyo objetivo consista en coordinar su comportamiento competitivo en el mercado o influir en los parámetros de la competencia mediante prácticas tales como, entre otras, la fijación o la coordinación de precios de compra o de venta u otras condiciones comerciales”.

subidas

Sea o no una decisión conjunta, lo cierto es que las subidas están azotando a los consumidores de forma regular desde el año 2015. FACUA denuncia ante la CNMC que cabe “cuestionarse por tanto la competencia real entre las tres operadoras”. Creen que, si la práctica totalidad del mercado está ocupado por ellas, el “el usuario se verá obligado a aceptar la subida impuesta unilateralmente al no disponer de una alternativa real a la que portar los servicios de telefonía, internet y televisión a otra empresa del sector”.

Finalmente, en relación con la posible multa, FACUA explica que, según la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia, esto podrían ser “infracciones muy graves”. Estas son sancionables con multas de hasta el 10 por ciento del volumen de negocios total de la empresa infractora.