Instagramers influencers de palo

Actualidad

Si reciben este nombre, los influencers, es porque son personas que cuentan con un público sobre el cual son capaces de influir. De ahí el interés de las marcas de prácticamente cualquier sector, que ven en ellos el atractivo de acercarse a su público para vender un determinado producto o servicio. Estos ‘influencers’, por definición, deberían ser capaces de influir en la decisión de compra. Pero hay una oscura realidad que muchas marcas ignoran, y que les está saliendo cara.

Detrás de miles, o millones de seguidores, no siempre hay un influencer. En Internet hay decenas de portales web que se dedican a la comercialización de seguidores. Es decir, que cualquier persona puede contar con miles de seguidores tras pasar por una escasa inversión en uno de estos portales. Además, la entrega de estos seguidores demora apenas unas horas. Ahora bien, el problema para las marcas es que, evidentemente, estos seguidores no generan conversión. Aunque haya miles de cuentas ‘suscritas’ a un falso influencer, el efecto es cero.

En el vídeo que presenta la agencia H2H se puede ver cómo en cuestión de semanas se puede crear un perfil de falso influencer. En su caso, con una inversión de sólo 500 euros, consiguieron acceso a productos gratis de determinadas marcas por colaboraciones, viajes también pagados, y acceso a determinados eventos de prestigio. Todo ello con una cuenta manipulada a través de la compra de seguidores, y sin ningún tipo de efecto a favor de las marcas en este tipo de acciones en las que, entre muchas otras cosas, se invitó a la ‘falsa influencer’ a restaurantes.

Las marcas están negociando con falsos influencers, tirando el dinero

Sí, hay marcas, y sus departamentos de marketing o de comunicación, que sí reparan en revisar los seguidores. ¿Cuentas falsas? Entonces serán de personas de otro país, generalmente, con habla distinta, o sencillamente perfiles sin actividad. ¿Basta con fijarse en esto? Evidentemente no, porque también se pueden comprar seguidores de un único país o con un perfil de un mínimo de calidad. Y se pueden comprar interacciones tanto de Instagram como de otras plataformas sociales como Twitter, YouTube, Facebook…

Es decir, que un usuario puede falsear sus cifras inviertiendo apenas unos euros en reacciones, comentarios, me gusta, e incluso impresiones sobre sus publicaciones. Y sobre todo esto no hay regulación ni un control estricto. De tal modo que, como comentábamos antes, es sencillo convertirse en un falso influencer en cuestión de horas, y con una inversión realmente baja, y a partir de ahí vivir del cuento.

Tras estas cuentas con seguidores falsos se encuentran granjas de móviles con perfiles creados únicamente para estos fines.

El poder real de los influencers ¿realmente generan conversión a las marcas?

Por supuesto que sí. Pero las marcas deberían reparar algo más en analizar el perfil del influencer. Igual que se ha hecho siempre con otras formas de marketing y publicidad, los influencers no encajan todos ellos con unos determinados valores de marca, ni producto o servicio en concreto. Y no únicamente por el influencer en cuestión, sino también por las particularidades de su público o target.

Las plataformas sociales de las que participan estos influencer permiten ver fácilmente de dónde es su público, y otros datos como la edad o el género. En definitiva, información básica para las marcas, y para analizar el alcance potencial de una acción publicitaria con este influencer. También se puede comprobar qué impresiones es capaz de generar. Lo que no se puede prever con exactitud es la conversión, hasta que se ejecuta una campaña real.

Rozando el ridículo por los influencers

Este tipo de acciones descontroladas son las que hacen a algunas marcas caer en el ridículo. El caso expuesto por H2H pone de manifiesto que es fácil llevar a cabo un fraude por la falta de control que llevan a cabo estas marcas. Son muchos los casos que se pueden poner de ejemplo, como el creado por H2H expresamente para este ‘experimento’, y en ADSLZone hemos comentado alguno anteriormente.

El de ASUS este año en nuestro sector. Nuria Mayós Baró, en la dirección del departamento de comunicación de la marca, decidió excluir a la prensa de la información directa de producto para, en su lugar, colocar a influencers con la intención de lograr un mayor impacto. Un error sin precedentes en el que otras compañías no caen porque, si bien trabajan con influencers comprobando antes su impacto real, en ningún caso dejan fuera a los medios de comunicación.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • wingilot

    Vaya… parece que alguien aun esta muy resentido por haberse quedado fuera…

    Que triste.

    • Javier Sanz

      La noticia no va de eso, creo que ni te has visto el vídeo ni te has leído el artículo de entero. Rescatamos el ridículo de ASUS porque fue un ridículo, y más teniendo en cuenta que en ordenadores no paran de caer y en móviles tienen menos del 1% de cuota de mercado

      • wingilot

        Eso se debe a su decreciente calidad, no a excluiros de los pases de prensa.

        • Javier Sanz

          Por supuesto, nadie dice que nosotros tengamos esa capacidad 😉 eso sí, ya no volveremos jamás a tratar con la marca mientras siga esa señora de responsable de comunicación. Es solo un ejemplo más de la fiebre de los influencers “de palo”

          • ccartola

            Y a todo esto y aprovechando que pasas por aquí: ¿qué leches os está pasando con el servidor? La web se cae más que un burro viejo.

            • Javier Sanz

              No hemos tenido ningún reporte de caída… puedes darnos más detalle?

              • ccartola

                Pues cada dos por tres, durante el día, sale conexion time error. No sé si el resto de usuarios puede decir algo al respecto, pero al menos a mí es de manera continua. Si me pasa de nuevo te pongo captura aquí mismo.

  • Arcest

    Asus caca, influencer=corrupto

  • Fernand0

    Lo siento pero en este asunto, la credibilidad de adslzone es cuestionable por el conflicto de intereses que conlleva la noticia (por mucho video tendencioso que se ponga como referencia) Desde mi punto de vista para el redactor, lo mejor es pasar pagina, enfocarse en seguir mejorando y de ser las cosas como según dicen entonces tarde o temprano retornara aquel ‘patrocinador’ porque la verdad se ven mal tratando de usar su ‘poder’ mediático para manipular la opinión de nosotros los visitantes y así darle un escarmiento a tal marca.