Las cifras de la vergüenza: 8 provincias dónde entre el 20% y el 40% no puede acceder a Internet a más de 10 Mbps

Es cierto que en España podemos presumir de red de fibra óptica, de la impresionante transformación de los últimos 10 años o de haber sabido dejar atrás el ridículo del ADSL. Sin embargo, la herencia de esa tecnología sigue haciendo que tengamos situaciones complicadas cuando estamos a las puertas de tener que cumplir la Agenda Digital Europea. Esta impone el objetivo de ofrecer Internet a una velocidad mínima de 30 Mbps al 100% de la población en el año 2020. Pese a ello, todavía existen 8 provincias dónde entre el 20% y el 40% no puede acceder a Internet a más de 10 Mbps.

Las buenas intenciones de organismos, gobiernos y operadores se topan en muchas ocasiones con la cruda realidad. Según nos descubre Santiago Millán en Cinco Días, España cuenta con más de 2.600 pueblos con un acceso a internet ‘al ralentí’. Cerca del 25% de la población española no puede navegar a esa velocidad de 30 Mbps que promete la Agenda Digital Europea para el 100% de la población en 2020.

En 8 provincias entre el 20% y el 40% no navega a más de 10 Mbps

Hay cifras que realmente asustan cuando se analizan. De hecho, en al menos 31 provincias españolas entre el 30% y el 65% de los habitantes no pueden acceder a Internet a esa velocidad prometida en 2020 de 30 Mbps. Toledo y Teruel son las que aparecen peor paradas en este ranking.

velocidad lenta conexion

Sin embargo, la cosa no termina aquí ya que 8 provincias españolas tienen entre el 20% y el 40% de la población sin posibilidad de acceder a Internet a más de 10 Mbps. Eso ocurre en A Coruña, Gerona, León, Lugo, Orense, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife y Teruel. Finalmente, un 3% por la población española ni siquiera puede navegar a una velocidad de 2 Mbps.

Estas cifras preocupan ya que tenemos poco más de 2 años para ofrecer un mínimo de 30 Mbps a toda la población de nuestro país. Es cierto que en ningún momento se habla de fibra óptica, pero es que tampoco existe cobertura 4G de alta velocidad en muchas de estas zonas rurales. Muchos decían que estábamos locos por hablar de la España de dos velocidades, pero las cifras muestran que “hemos dejado tirados” a cerca del 25% de la población en lo que respecta a acceso a Internet de calidad.