Los proveedores de Internet podrían empezar a cobrar por denunciar piratas

Actualidad

Desde hace más de una década, se está llevando a cabo una batalla entre la industria del entretenimiento y los portales y usuarios considerados como piratas por acceder a contenidos sujetos a los derechos de autor, todo ello de manera gratuita a través de Internet.

Esto es algo que, en mayor o menos medida, venimos escuchando desde hace cosa de 15 años cuando comenzó el intercambio de ficheros entre usuarios de la Red, archivos de películas, libros, software, música, etc.; evidentemente todo ello gratuito. Este es un tema que con el paso de los años ha ido evolucionando, pasando por las redes P2P, la descarga directa de contenidos o el streaming, entre otros sistemas.

Del mismo modo las organizaciones asociadas a los autores de todos estos contenidos, también han tenido que ir avanzado de manera paralela a la piratería, todo ello para intentar luchar contra la misma de una manera lo más efectiva posible. Sin embargo los resultados obtenidos hasta la fecha, si se tienen en cuenta los enormes esfuerzos tanto personales como económicos que se han hecho, no se pueden considerar como positivos. Y eso que estos grupos han «atacado» a todos los que, aunque sea de refilón y de manera indirecta, tienen algo que ver con todo este entramado, portales pirata, usuarios, ISP, buscadores, dispositivos que faciliten el acceso a estos contenidos, etc.

Pues bien, como ya ha venido sucediendo en varios casos en las últimas fechas, ahora le ha llegado el turno a los proveedores de Internet que todos contratamos para poder acceder a la Red. Esto se debe a que la industria del entretenimiento considera que estas firmas que nos dan acceso a Internet, deben denunciar a sus propios clientes, siempre y cuando se detecten actividades sospechosas relacionadas con la piratería de contenidos.

Los ISP podrían cobrar por exponer las IPs de sus clientes

Sin embargo, más allá de los temas relacionados con la moralidad de estas firmas a la hora de denunciar a sus propios clientes o no, ahora los ISP consideran que el hecho de llevar a cabo este tipo de acciones supone un esfuerzo suplementario para sus trabajadores, por lo que empiezan a pedir el cobro de un dinero por llevar a cabo tales acciones y así ayudar a las organizaciones que luchan contra la piratería. Es más, en estos días un Tribunal Supremo va a decidir si todo esto es legal y factible, es decir, decidirá si los ISP pueden cobrar dinero para denunciar a los usuarios piratas suscritos a sus servicios.

Todo esto ha venido propiciado porque una compañía cinematográfica estadounidense está solicitando a un proveedor de Internet que denuncie a muchos presuntos piratas que tienen contratados sus servicios, pero el ISP quiere recibir un pago de 100 dólares por hora de trabajo para que esto suceda. Por lo tanto el tema en cuestión ha llegado hasta el Tribunal Supremo, que es quien va a decidir si este cobro es lícito o no, lo que podría sentar un importante precedente para el resto de ISPs de todo el mundo.

Decimos esto porque una cosa es que la industria del entretenimiento y grupos asociados requieran a los proveedores que denuncien a sus propios clientes con más perjuicio que beneficio para los propios ISP, y otra muy diferente es que puedan cobrar por llevar a cabo estas acciones obteniendo así un beneficio directo.

Hay que tener en cuenta que la mencionada compañía cinematográfica hasta la fecha ya ha entablado numerosas demandas contra presuntos piratas en Estados Unidos, Europa, Canadá o Australia, por lo que se estima que ha ganado mucho dinero con todo ello. Estos son procesos que por regla general se inician tomando las direcciones IP de los usuarios como evidencia para la denuncia, por lo que aquí la colaboración de los diferentes ISP de todo el globo es clave para llevar estas acciones a buen puerto.

ACE-antipirateria

Esta es una información que se recopila de las redes P2P de BitTorrent que enlazan a un ISP utilizando una base de datos de direcciones IP. Así, con esta información en la mano, piden a los tribunales que exijan a los proveedores de Internet la entrega de los datos personales de los titulares de las cuentas asociadas con el fin de perseguir a los presuntos piratas.

Pero claro, en muchas regiones este tipo de actos no han estado exentos de cierta polémica, como no podía ser de otro modo, ya que muchos abonados a Internet corren el riesgo de ver sus datos personales expuestos. Sin embargo, llegado el caso de que los ISP se vean obligados a revelar esta información, ahora quieren cobrar por estos trabajos, tema que se va a decidir en breve.

Por lo tanto, este es un caso importante, tanto para los consumidores de contenidos con copyright, como para los ISP y la industria del cine, ya que determinará en gran medida la rentabilidad del programa de exposición de datos por parte de los proveedores de Internet.

Escrito por David Onieva

Fuente > TF