Esta era la carta que recibías al solicitar el teléfono hace 40 años

Hay una gran cantidad de personas que quieren tener fibra en España pero que todavía no tienen cobertura. Cuando se tiene cobertura el operador envía notificaciones por correo ordinario, email y hasta SMS. Sin embargo, hace 40 años, la ilusión era muy diferente y con una necesidad más acuciante: poder tener teléfono en casa.

El teléfono se empezó a introducir en España a finales de los años 20

Aunque los teléfonos empezaron a despuntar en España a finales de los años 20 en Barcelona y Madrid, todavía en los años 70 había muchos hogares que no disponían ni de línea telefónica. Una situación similar a la que vive la fibra óptica en la actualidad, que sólo está disponible en los principales núcleos de población (salvando las diferencias). El despliegue de la telefonía sufrió un gran varapalo con la Guerra Civil, e incluso durante la posguerra hubo años de lenta expansión, pero en 1953 ya se alcanzaba un millón de teléfonos instalados, situando a España como el 12º del mundo con más líneas.

telefono-carta-antigua

Así, cuando se contrataba una línea telefónica lo que recibíamos en nuestro hogar era una pequeña carta que nos informaba de que se iba a instalar la línea telefónica en nuestro hogar. A partir de los años 60 el teléfono dejó de ser un elemento de lujo y empezó a democratizarse su uso. El texto de la carta que se recibía para la instalación, escrito con máquina de escribir y con bastante educación, reza como sigue:

Muy Sr. nuestro:

Nos complace acusar recibo de su estimada solicitud para la instalación de una línea telefónica, participándole que con esta fecha hemos procedido a su anotación.

Tan pronto como sea posible atender dicha petición, con mucho gusto se lo comunicaremos para formalizar el correspondiente contrato de abono.

Dándole las gracias, le saluda atentamente,

Delegado Provincial.

Fecha 31 de enero de 1977.

carta-telefono

A diferencia de la rapidez con la que se realiza la instalación de fibra en la actualidad, donde el instalador suele ir en 24 o 48 horas después de solicitar la contratación, en aquel entonces había que esperar hasta varios meses, pudiendo llegar a alagarse hasta más de medio año.

70 años para el teléfono, 10 para el ADSL y ¿otros 10 para la fibra?

Además, actualmente es posible que en un barrio haya calles con fibra y otros todavía con ADSL mientras se va extendiendo la comunicación. En aquel entonces, cuando una casa tenía teléfono, otros vecinos utilizaban esa casa como centro de comunicaciones para recibir ellos también llamadas, llamando la vecina a voces o al timbre para informar de que tenían una llamada. Una manera similar a lo que sería en la actualidad compartir WiFi entre varios vecinos, pero que es un atentando contra la privacidad.

La velocidad de implantación de las tecnologías de comunicación ha ido aumentando enormemente con el tiempo. El teléfono ha tardado unos 70 años en implementarse de manera completa en nuestros hogares debido a lo complejo de crear una infraestructura con las redes de cobre. El ADSL se implementó más rápido porque sólo requería cambios en las centrales, y la fibra óptica, a pesar de requerir volver a cablear de nuevo el país, ha llegado ya a 40 millones de unidades inmobiliarias entre los cuatro grandes operadores. Este mes supimos que las líneas de FTTH ya han superado a las de ADSL en toda España, aunque en el año 2020 todavía habrá centrales y hogares con ADSL.