El GPS de los móviles de 2018 será 16 veces más preciso y gastará la mitad de batería

Hardware

Si tienes un móvil sin Galileo, lo más probable es que la precisión máxima que hayas visto en tu móvil al usar el GPS con aplicaciones como GPS Status sea de 5 metros. Con Galileo, la precisión puede llegar a ser de hasta 1 metro, pero sólo unos pocos móviles lo tienen (como el S8, Note 8 o iPhone 8). Los móviles del año que viene van a ser aún más precisos, y gastarán menos batería.

Broadcom BCM47755: el chip GPS que equiparán los móviles de 2018

Todo ello es gracias a Broadcom, que además de ser el fabricante de los chips WiFi que llevan la mayoría de móviles del mercado, también es el encargado de fabricar los chips de GPS. Su chip para 2018 es el BCM47755. Este chip es compatible con el GPS americano, con el GLONASS ruso, con el Galileo europeo, con el BeiDou chino, y con el recién estrenado QZSS japonés.

Este chip estará equipado en los principales móviles del año que viene, aunque Broadcom no ha desvelado nombres. Lo que sí ha desvelado es que la precisión del GPS en nuestros móviles va a pasar de ser de 5 metros a tan sólo 30 centímetros; casi 17 veces menos. Los mejores móviles actuales en Europa tienen una precisión de hasta 1 metro gracias a Galileo, pero este chip los hará aún mejores.

satelite-gps-broadcom-2018

Además, el consumo de batería es uno de los principales inconvenientes de usar el GPS hoy en día, ya que el móvil está recibiendo constantemente señal del satélite (y si lo compaginamos con la pantalla encendida al máximo de brillo, peor todavía). Por ello, este chip se ha diseñado maximizando la eficiencia, y gastará hasta un 50% menos de batería gracias al diseño de 28 nanómetros, una nueva arquitectura de radio, y unos sensores más eficientes gracias al uso de la arquitectura big.LITTLE, dónde hay un núcleo de bajo consumo y otro de alto rendimiento, utilizando el de menor consumo la mayor parte del tiempo para tareas mecánicas y continuas, y usando el más potente sólo cuando hace falta.

La banda L5 y un chip más eficiente: la clave en la mejor precisión y en el menor consumo de batería

Debido a la física detrás de los satélites GPS y a la superposición de esferas, es necesario que el móvil tenga conexión con al menos tres satélites para poder posicionarnos, lo cual se ayuda de las antenas de telefonía para mejorar la ubicación inicial. Así, la mejora en la precisión se notará sobre todo en las ciudades. Hasta ahora, los satélites han usado la banda L1 para emitir la señal. Esta señal puede rebotar en edificios y generar lecturas erróneas, ya que la ubicación se determina por la diferencia de tiempo entre la emisión de la señal y el momento en el que el móvil la recibe.

l5-gps

Para evitar esto, el nuevo chip de Broadcom utiliza también la banda L5, que ya se utilizaba actualmente por empresas (las cuales requieren de una ubicación más precisa). La L5 se usará para hacer más precisa la primera ubicación realizada por la banda L1, siendo el primer chip comercial en incorporar ambas. Hasta ahora no se había hecho uso de esta banda porque no había suficientes satélites en órbita. La L5 hace uso de señales más cortas, por lo que es más difícil que se superpongan con las señales directas que emite el satélite.

Escrito por Alberto García

Fuente > IEEE Spectrum

Continúa leyendo