Cae una red con más de 2.000 estafas traficando con móviles de alta gama

Escrito por Claudio Valero
Televisión

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la Policía de Rumanía, han sido los responsables de acabar con una red criminal que defraudó 3 millones de euros traficando con smartphones premium de alta gama. En total, la operación se ha saldado con 57 ciudadanos de 13 nacionalidades diferentes detenidos.

Los miembros de la red criminal adquirían datos de carácter personal a través de teleoperadores en empresas de telefonía. Es decir, contaban con un grupo de empleados desleales de diferentes empresas que colaboraban en la trama. Con estos datos robados, compraban móviles de gama alta usurpando la identidad de las víctimas y efectuando los cargos a sus cuentas.

Los domicilios de entrega eran falsos o inexistentes, pero conseguían desviar la mercancía a través de mensajeros que habían captado previamente. Cuando la recibían, la introducían en el mercado a través de locutorios y comercios. En resumen, habían captado personal en operadoras y también trabajadores de empresas de transporte.

Operadoras españolas y sus clientes son las víctimas de la “alta gama”

La Policía explica que las investigaciones comenzaron cuando recibieron información sobre la existencia de “un grupo perfectamente organizado que estaría estafando a compañías telefónicas españolas y a sus clientes”. Poco a poco, fueron tirando del hilo para descubrir aspectos como el de que los repartidores captados percibían 50 euros por teléfono entregado.

alta gama

Se estima que la organización ha participado en más de 2000 estafas y que han generado un perjuicio económico de 3 millones de euros. Para acabar con los 57 detenidos, se han realizado 17 entradas y registros, en la Comunidad Valenciana, Madrid, provincia de Teruel y Rumania.

Relacionado:https://www.adslzone.net/2017/05/20/tu-compra-en-apple-cuid

En total, se han intervenido 30.000 euros en efectivo, 130 smartphones de gama alta, 21 tabletas, 3 televisores, 7 portátiles, 587 tarjetas SIM, 2 videoconsolas, 23 dispositivos de almacenamiento, 1 plastificador, 1 guillotina y 25 cuadernos con datos personales de usuarios utilizados para pertrechar la estafa.

Todos los terminales se vendían en locutorios y diferentes comercios con lo que se obtenían grandes beneficios. Aquí, los smartphones de gama alta se colocaban en el mercado por un precio muy inferior al que suelen tener estos dispositivos. Los usuarios no se resistían a la ganga y así se cerraba el círculo de la estafa. Hasta 133 denuncias fueron presentadas al respecto.

Fuente > ADSLZone